Inicio Castilla y León Las infracciones más frecuentes en vías convencionales

Las infracciones más frecuentes en vías convencionales

En una semana se han controlado a 26.337 vehículos y han sido denunciados 1.614 conductores en Castilla y León.

GRANJA COCHE ACCIDENTE ESTRELLA

26.337 vehículos han sido controlados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil destinados en Castilla y León durante la última campaña que la Dirección General de Tráfico realizó en las carreteras convencionales del 5 al 11 de noviembre. El objetivo de la misma fue concienciar a los conductores y controlar su comportamiento mientras circulaban por aquellas vías que no disponen de separación física de ambos sentidos de circulación y que pese a tener una menor densidad de tráfico, presentan una mayor siniestralidad.

Durante los siete días, los agentes de Tráfico han denunciado a 1.614 conductores que circulaban en Castilla y León por incumplir alguno de los preceptos recogidos en la normativa de Tráfico y Seguridad Vial.

Respecto a los positivos por circular habiendo consumido drogas, los agentes de Tráfico en Castilla y León interceptaron a 77 conductores que dieron positivo en dichas pruebas. Los conductores que dieron positivo a alcohol fueron 67.

Otra de las infracciones más habituales detectadas en Castilla y León ha sido el no uso del cinturón de seguridad. Sólo en una semana, 88 personas han sido denunciadas por no llevar puesto el cinturón de seguridad mientras viajaban y otras 5 por no llevar a los menores que transportaban con su correspondiente sistema de retención infantil. Llevar puesto el cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. Asimismo, 1 persona viajaba en vehículo de dos ruedas sin hacer uso del casco. No llevar casco incrementa el riesgo de lesión en la cabeza, la severidad de las lesiones, el tiempo de internamiento en el hospital y la probabilidad de muerte como consecuencia de lesiones en la cabeza.

El uso del móvil o llevar auriculares durante la conducción sigue siendo una acción habitual entre algunos conductores que circulaba por Castilla y León tal y como se ha constatado durante la campaña de vigilancia. En una semana y sólo en carreteras convencionales 129 conductores han sido denunciados por distracciones al volante, 102 de estas denuncias corresponden al uso de móvil mientras se conducía.

El cumplimiento de los límites de velocidad sigue siendo una de las asignaturas pendientes de la seguridad vial en nuestra Comunidad Autónoma. En esta campaña 399 conductores han sido denunciados por circular a una velocidad superior a la permitida.

Debido a las peculiaridades que tienen las carreteras convencionales, los adelantamientos, los cruces de vías o las prioridades de paso son especialmente controlados. Durante una semana 44 conductores fueron sorprendidos realizando un adelantamiento antirreglamentario y otros 41 no respetando una señal de stop o ceda el paso por las carreteras convencionales en Castilla y León.

Falta de mantenimiento en el vehículo

El envejecido parque automovilístico en Castilla y León y la falta de mantenimiento de los mismos, hacen que circulen por carretera vehículos con deficiencias técnicas que suponen un riesgo para la seguridad vial. En una semana 83 conductores fueron denunciados por circular con vehículos con importantes deficiencias técnicas, 2 de ellos fueron inmovilizados por deficiencias técnicas que hacían imposible continuar el viaje.

No llevar y/o tener al día la documentación del conductor o del vehículo ha sido otro de los preceptos controlados en Castilla y León: 241 conductores han sido denunciados por carecer o ser incorrecta la documentación relativa al vehículo y otros 81 por documentación relativa al conductor.