Sacyl contratará a interinos para cubrir 445 plazas sin asignar en León

Lo cierto es que los plazos de cese y toma de posesión han provocado problemas puntuales, teniendo en cuenta que en algunos casos se han prolongado hasta un mes.

Tras diez años de espera para unos, ocho para otros, el tan ansiado concurso de traslados para facultativos especialistas estatutarios ha dejado 445 plazas desiertas que no ha solicitado ninguno de los 4.437 profesionales de Sacyl llamados a lograr plaza en propiedad o un destino nuevo, ni ninguno de otro servicio público del Sistema Nacional de Salud. Esta situación obligará a la Consejería de Sanidad a recurrir a la bolsa de empleo temporal para garantizar la asistencia, y a incluir las plazas en las próximas ofertas de empleo público. Sacyl tendrá que tirar de la bolsa de interinos para cubrir 445 plazas que se han quedado sin asignar porque los especialistas no quieren.

El concurso partía de esta realidad, ya que la oferta sacó todas las plazas de estatutarios vacantes y las cubiertas por interinos, 1.101 en total, y a este proceso sólo pueden concurrir los profesionales estatutarios, es decir, el personal fijo que trabaja para Sacyl u otros sistemas de salud, por lo que desde la Administración se intuía que algunas quedarían desiertas. También, que llegaran profesionales de otros territorios. En concreto, han sido 127 profesionales, lo que unido a la resolución del proceso selectivo para provisión de plazas de licenciado en Pediatría, permitirá reducir la tasa de temporalidad hasta el 3,5 por ciento.

“Partiendo del hecho de que el déficit de profesionales es un problema general de España y de situaciones puntuales, no estamos teniendo problemas para cubrir las plazas, muchas de las cuales continúan cubiertas por los mismos interinos. Es verdad que hay algunas dificultades con sustituciones, pero en estos momentos las plazas de los hospitales están cubiertas a un cien por cien y en Atención Primaria, a un 99 por ciento, por profesionales fijos o interinos”, precisó.

Lo cierto es que los plazos de cese y toma de posesión han provocado problemas puntuales, teniendo en cuenta que en algunos casos se han prolongado hasta un mes, y que ha habido 315 incorporaciones nuevas, puesto que el resto se han mantenido en la plaza que ya ocupaban en comisión de servicio.

En todo caso, el mapa quedará cerrado esta próxima semana, lo que devolverá la normalidad a los centros. En especial en el caso de los hospitales, en los que recae el peso del concurso, con 1.038 plazas ofertadas, de las que al final se han adjudicado 603 y han quedado desiertas, 435, es decir, un 42 por ciento. El resto, 63, son plazas de Pediatría en Atención Primaria. En este caso, se han adjudicado 53, con lo que las otras diez se cubrirán con interinos.

Es la situación que se da en las áreas de salud de Burgos, donde han quedado desiertas dos plazas de Pediatría de las ocho ofertadas; León, con una de once; Bierzo, con dos de tres, y Valladolid Este, con una de seis. Las únicas provincias donde han quedado desiertas todas las plazas son Soria (dos) y Zamora (una).