Inicio Deportes Saúl Craviotto, cada vez le cuesta más viajar y competir fuera

Saúl Craviotto, cada vez le cuesta más viajar y competir fuera

A principios del pasado mes de octubre, el piragüista viajó a Mozambique como embajador de Manos Unidas.

Saúl Craviotto ha conseguido todo lo que se ha propuesto en la vida. Policía local, piragüista, doble oro olímpico, triple campeón mundial, ganador de Marterchef Celebrity y padre de dos niñas. Una vida de triunfos conseguidos con gran esfuerzo pero también con una pizca de suerte.

El deportista ya tiene la mirada puesta en el los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Otro reto del que seguro que saldrá victorioso.

Aunque el deportista ya es doble campeón olímpico tras su victoria en Rio 2016 y Pekín 2018, además de ser campeón del mundo durante tres años consecutivos. Saúl ya ha empezado su rutina de entrenamientos para prepararse para los Juegos de Tokio en 2020.

Saúl Craviotto todo un padrazo

La dura competición ha hecho que aplique a su día a día los valores de exigencia y lucha.  Así lo demostró en Masterchef Celebrity, programa del que salió como el gran vencedor convertido en todo un chef.

Desde luego su gran pasión en la vida es el deporte. Pero sus hijas se han convertido en el gran motor de su vida, Valentina y la pequeña Alejandra que cumplirá un añito el 13 de diciembre. Tal y como él ha reconocido en más de una ocasión, cada vez le cuesta más viajar y competir fuera porque está deseando llegar a casa para pasar tiempo con ellas.

A parte de ser un padrazo y todo un campeón, Saúl no duda en mostrar su lado más solidario. A principios del pasado mes de octubre, el piragüista viajó a Mozambique como embajador de Manos Unidas.