Inicio Principal Rescatan a 56 perros en condiciones lamentables

Rescatan a 56 perros en condiciones lamentables

Estaban desnutridos, con parásitos tumores y quizá nunca hayan visto la luz del sol

rescate-perros-56-condiciones-lamentables-alicante
Ayuntamiento de Alicante

Rescatan a 56 perros en condiciones lamentables. Como consecuencia, se investiga sis se trata de un criadero ilegal de venta de cachorros.

La Policía Local de Alicante investiga si el piso donde rescataron a los 56 perros, era un criadero ilegal. Debido a que se encontraban en condiciones lamentables, entre la suciedad y excrementos. Actualmente se encuentran en una Protectora de Animales y se analiza su posible acogida en hogares.

Entre los perros rescatados hay cinco hembras que están preñadas, otras en celo y muchas han tenido camadas.

Una persona detenida por maltrato animal

El rescate tuvo lugar el pasado miércoles de mano de la Unidad Canina de la Policía Local, tras una denuncia particular. Durante la intervención detuvieron a una mujer de 56 años.

La detenida, de nacionalidad española, era la propietaria de la vivienda. Aunque con ella vivían su hijo, la pareja de éste y los perros.

Además la mujer, solicitó durante la intervención que no se llevaran unos cachorros en concreto. Porque según fuentes municipales, ya los tenía vendidos.

Por su parte el edil, indicó que se actuará tanto por vía administrativa como por vía penal contra la mujer acusada de maltrato animal. Asimismo se hizo cargo de un cachorro y comunicó la apertura de varios “expedientes”.

El veterinario del albergue donde se llevaron los canes ha indicado las condiciones en las que llegaron. “La situación en la que han llegado es muy mala. Están desnutridos, llenos de parásitos, tienen tumores, cinco de ellas están preñadas, tienen las uñas largas e indicios de no haber visto nunca la luz del sol.

También la edil de Protección animal ha hablado describiendo la vivienda donde rescataron a los perros. “Todavía tengo el mal olor en la nariz. Las cucarachas corrían por las paredes, el suelo y los armarios, campando por los cajones de la ropa interior (…)”.