Inicio Nacional Renfe cancela 295 trenes de media, larga distancia y AVE el 31...

Renfe cancela 295 trenes de media, larga distancia y AVE el 31 de octubre

RENFE

El Ministerio de Fomento ha aprobado los servicios mínimos mínimos en Renfe para la huelga convocada por el sindicato CGT en esa empresa pública para este miércoles 31 de octubre, en plena operación salida del puente de Todos los Santos.

Durante ese día circularán el 78% de los trenes AVE y Larga Distancia y el 65% de los de Media Distancia: el resto de trenes se suprimen (295 en total). Además se garantizan hasta el 75% de los Cercanías.

En concreto, en Media Distancia se garantizan que circulen 381 de un total de 589 trenes, por lo que se cancelan 208. En Alta Velocidad/Larga Distancia, por su parte, circularán 314 de los 401 previstos, lo que eleva a 87 los cancelados.

Para los viajeros de Ave/Larga Distancia y Media Distancia cuyo tren no esté en el listado de servicios mínimos, Renfe les ofrece, siempre que sea posible, viajar en otro tren en el horario más aproximado al adquirido. Si no desean realizar viaje, podrán anular o cambiar para otra fecha su billete sin ningún coste.

En la carta de mínimos, Renfe Cercanías garantiza hasta un 75% del servicio habitual en horas puntas y el 50% el resto del día. En el caso del servicio de mercancías, los servicios mínimos garantizan algo más de la cuarta parte (el 26%).

CGT protesta por la liberalización del transporte de viajeros

Fomento considera “imprescindible” estos servicios mínimos “para no dañar derechos fundamentales de los ciudadanos y la sociedad y respetar el derecho a la huelga”, toda vez que se ha convocado “en un día de excepcional movimiento de viajeros que han realizado la reserva del billete con gran antelación al coincidir con el inicio del puente del día 1 de noviembre”.

El paro tiene lugar entre las 00:00 horas y las 23:00 horas del miércoles y con su convocatoria la CGT buscar reivindicar el servicio ferroviario público ante la próxima liberalización del transporte de viajeros y la “privatización” de algunos trabajos.

El sindicato también pretende protestar por la que considera “una pérdida de calidad del servicio” y el “aumento de las incidencias”. Asimismo, CGT reivindica la reducción de la jornada laboral hasta las 37,5 horas semanales para contribuir a generar “empleo joven”.