Inicio Cultura, sociedad y turismo Denuncian el acoso escolar en algunos centros educativos de León

Denuncian el acoso escolar en algunos centros educativos de León

El psicólogo David Crro García denuncia la ineficacia y/o inexistencia de los programas contra el acoso escolar. Existen razones suficientes para prever incidentes como los ocurridos en 2017. Sin que los mecanismos de prevención se hayan actualizado desde entonces.

A tal fin, se ha redactado un documento manifiesto,en el que se exponen las causas de la ineficacia, los riesgos potenciales y las responsabilidades adquiridas y se expone una solución viable basada en la prevención proactiva.

Se ha requerido a todos los partidos políticos que manifiesten su postura. Asimismo, se ha enviado una copia digital del documento a todos los colegios de la capital.

Además, dejarán copia en el registro de la dirección provincial y Consejería de Educación. Todo ello, para que manifiesten su postura.

Acoso escolar en León

¿Puede mi hijo ser un acosador?

El acoso escolar no puede ser objeto de atención solo cuando exista una denuncia o haya un suicidio.

Las administraciones y centros escolares que permiten y utilizan herramientas insensibles al origen y desarrollo de la conducta de acoso, incurren en desamparo al tolerar la existencia de tres damnificados en el proceso: el acosado, el acosador y la confianza de las familias en el sistema escolar.

Como padre y como profesional del comportamiento, denuncio esta situación, exijo la adopción de medidas preventivas proactivas y propongo una solución viable y eficaz al problema.

Definimos acoso escolar como:

Comportamiento aprendido, caracterizado por el ejercicio pragmático, sistemático y continuado de conductas violentas, coercitivas y/o humillantes que una persona o grupo de personas ejercen sobre otro u otros sin su consentimiento, dentro del ámbito escolar.

Comportamiento aprendido

El comportamiento responde a un proceso de adquisición de respuestas, para el que podemos encontrar –y aportamos- un patrón. Implica que la persona que ejerce el acoso no necesariamente presenta rasgos de personalidad desviados, previos a la comisión del acto.

Pragmático

Al menos en origen, la conducta de acoso tiene una función definida y cumple un objetivo para el actor, diferente de la mera la agresión. Este objetivo inicial puede haberse modificado, adaptado o desvirtuado con el ejercicio de la conducta y la experimentación de sus efectos.

Sistemático

El comportamiento se lleva a cabo de forma planificada, en determinadas situaciones y ante estímulos concretos.

Sostenido en el tiempo

La conducta muestra estabilidad y constancia, como reflejo de los beneficios que el actor obtiene de su ejercicio.

Acoso escolar en León