Inicio Cultura, sociedad y turismo Los pacientes del Hospital de León tienen que esperar 62 días para...

Los pacientes del Hospital de León tienen que esperar 62 días para poder ser operados

Los pacientes del Hospital de León tienen que esperar 62 días para ser operados en el tercer trimestre del año, mientras que la lista de espera se redujo un 5,6% hasta los 3.184 pacientes. Mientras en El Bierzo la lista disminuyó en un 14,66%, hasta los 1.845, con 85 días de espera.

Los pacientes de Castilla y León tuvieron que esperar una media de 80 días para ser operados en el tercer trimestre del año, lo que supone nueve días menos que en el mismo período de hace un año. En concreto, al cierre de septiembre, la lista la integraban 25.917 personas, 1.578 menos, según los datos publicados hoy por la Consejería de Sanidad.

Asimismo, todos los pacientes pendientes de intervención quirúrgica con patologías clasificadas como prioridad clínica 1 llevaban esperando en la fecha señalada un plazo inferior a 30 días. También fueron intervenidos en menos de 90 días el 66,1% de los enfermos de prioridad 2 -2.195, con una demora media de 81 días-. De la misma forma, en menos de 180 días fueron intervenidos el 90,8% de los pacientes (19.802) de la prioridad 3, la que admite más espera.

Pese a que en los trimestres de verano el comportamiento de las demoras es peor que en los restantes, tanto en el último año como en los cuatro anteriores se mantiene la tendencia descendente. Se llega así al séptimo trimestre consecutivo en el que, en términos interanuales, se redujo la lista de espera quirúrgica en los centros hospitalarios de Sacyl. De esta forma, en los últimos cinco años los pacientes en espera cayeron en 9.345, un 26,5%, y la demora media en 31 días, un 27,9% menos.

Tanto el número de pacientes como la demora media presentaron en septiembre de 2018 los mejores datos de los últimos años. Así, los pacientes en espera de una intervención eran en septiembre de 2013, 35.262; en 2014, 31.264; en 2015, 30.537; en 2016, 32.041; en 2017, 27.495, y en 2018, 25.917.

La demora media se redujo desde los 111 días de septiembre de 2013 hasta los 80 en el presente año. De mantenerse esta tendencia, la Consejería de Sanidad confía en mejorar los objetivos previstos para 2019 en el ‘Plan de reducción de las listas de espera’, Perycles. “Vamos a cumplir el objetivo del Plan Perycles, e incluso vamos a mejorarlo” dijo este lunes el titular de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, en su visita al Hospital Virgen de la Vega de Salamanca.

“Los datos son objetivos, otra cosa, otra cosa es que el paciente considere que está esperando mucho”, remarcó el consejero, quien afirmó que respecto al tiempo de espera medio, en los últimos cuatro años se ha reducido en un 20 por ciento. Respecto a las críticas, lamentó que con la existencia de las redes sociales “parece que en estos tiempos quién repite una idea y la amplifica, esa es la realidad”, por lo que insistió en la objetividad de los datos, que muestran una bajada de los pacientes que están en lista de espera.

Especialidades

En cuanto a las especialidades, la que presenta la lista más numerosa es traumatología con 8.062 pacientes, seguida de oftalmología con 4.795 y cirugía general y de aparato digestivo, 4.727. La más reducida se registra en cirugía torácica (88), cirugía cardiáca (147) y dermatología (194). La demora media más alta se da también en traumatología con 104 días, seguida de neurocirugía y cirugía plástica (92 días) y cirugía pediátrica (86).

Finalmente, los 15 procesos más frecuentes en la lista de espera quirúrgica aportan 13.094 casos. Entre ellos, destacan las cataratas con 2.080, a las que se suman otras 1.815 relacionadas con la edad, lo que supone más del 15%. Le sigue la artrosis de rodilla (1.615 y 6,23%), la hernia inguinal (1.382 y 5,33%) y la artrosis de cadera (926 y 3,57%).

Consultas

Por otra parte, el consejero de Sanidad explicó la diferencia entre el rigor de los datos de las listas de espera quirúrgicas, y los de las listas de espera de consultas, ya que estos últimos pueden presentar alguna imprecisión al considerarse citas como la primera consulta, y no lo son.

Respecto a los datos de las listas de espera de consultas, el consejero avanzó que también se han reducido en un ocho por ciento en el último año», aunque reconoció que «siguen siendo cifras elevadas”.

En esta línea, Sáez Aguado detalló que las consultas se clasifican en preferentes y ordinarias, y que son estas últimas, que tienen un mayor tiempo de espera, sobre las que la Consejería tiene que actuar.