Inicio Curiosidades España, el país de la hostelería

España, el país de la hostelería

Un estudio elaborado por la web https://www.acierto.com, que se dedica a la comparación de seguros, sitúa a España como el país número uno en densidad de bares por persona en todo el mundo.

En nuestro país existen aproximadamente unos 260.000 bares, lo que supone uno por cada 175 habitantes. Las cifras son tan impactantes que en nuestras fronteras hay más bares que en todo Estados Unidos, un país que quintuplica en población a España.

Y es que el bar es parte de nuestra identidad. Hasta los pueblos más pequeños tienen un bar en sus calles, que actúa como centro social y de reuniones. A pesar de que durante la crisis económica muchos locales de hostelería se cerraron por esta situación, y el pico fue en el año 2014, a partir de 2015 el ascenso en la apertura de estos locales ha sido una constante.

Cerveza y café, las bebidas clave

Aunque existen locales de hostelería para todos los gustos, el bar que mejor funciona sigue siendo el clásico local que funciona a medio camino entre restaurante, bar de desayunos y tapas y cafetería, siendo la cerveza y el café las dos bebidas más consumidas.

En el caso de la cerveza, un estudio de la consultora Nielsen afirma que representa más del 56% del crecimiento de la hostelería diurna. Del café poco más se puede decir que es la segunda bebida más consumida del mundo tras el agua, lo que obliga prácticamente a todos los establecimientos de hostelería a contar con una buena cafetera.

En estos años de recuperación económica sí han sido muchos los locales que han debido reinventarse y pasar a una nueva etapa en la que el consumo medio de los clientes se ha reducido. Esto les ha obligado a ofrecer promociones, utilizar las redes sociales como gancho, no subir los precios de sus productos a pesar de reducir el margen de beneficios, etc.

En España, la hostelería supone casi el 10% de la población activa, lo que indica el grado de importancia de este sector para la economía española. La tan manida aventura de abrirse paso en la hostelería tras haber perdido el trabajo, algo que intentaron miles de españoles tras la crisis económica, solo ha fructificado en casos de encarar el negocio con ganas y mucha profesionalidad.

Os mostramos a continuación algunos consejos para no perder clientes en hostelería y sacar adelante un negocio de este tipo.

Lo que no debes hacer en tu bar para perder clientes

Esta proliferación de bares hace que no sea fácil fidelizar a la clientela. En los ambientes urbanos, los más masificados, es difícil crear ese clima de familiaridad que aportan los parroquianos, los clientes más fieles.

Existen algunas prácticas obligatorias a seguir para ganarte esa confianza de los clientes. Una de ellas es la higiene y el orden. Estos dos aspectos son fundamentales, si no hay recambios de toalla de papel en el baño o papel higiénico, la barra y las mesas están sucias, el suelo está pegajoso o incluso hay cristales sucios y restos de comida, la sensación que se llevan los nuevos clientes es la de no querer volver a pisar el bar.

Para evitar esto, en la web https://marube.es encontramos la solución. Se trata de una tienda online de productos de limpieza e higiene. Esta empresa actúa como distribuidor de productos de limpieza industrial y cuenta con todos los accesorios para mantener el local aseado en todo momento.

Una segunda práctica con la que perder clientes es la disposición de elementos como sillas y mesas. Todos los emprendedores de la hostelería intentan maximizar sus ingresos y ser más productivos, pero esto no debe conseguirse a costa de la comodida de los clientes. Un ejemplo es juntar demasiado las mesas y las sillas para aprovechar al máximo el espacio. Esto termina agobiando a los clientes y generándoles sensación de incomodidad que se traduce en menos visitas al local.

Una última práctica a evitar es esa tendencia de muchos locales a incluir en la factura conceptos que son claramente evitables: suplementos por descorche de botellas, por el hielo, precio excesivo por el pan, comer en barra o en terraza… Toda esta ganancia no deja de ser pan para hoy y hambre para mañana y, en el caso de considerar legítimo incluirlas en la cuenta, dejar claro estos conceptos.

Digital de León