Inicio Nacional La dura confesión que realizó el Felipe VI durante sus vacaciones

La dura confesión que realizó el Felipe VI durante sus vacaciones

Felipe VI se ha recuperado rápido y no ha tenido que dejar sus actividades oficiales, ni tampoco las oficiosas, pero no es así.

felipe-vi-en-mallorca

El Felipe VI ha pasado unas estupendas vacaciones en Mallorca. Quizás en Marivent no hubiera tanta paz, o quizás fuera todo de cara a la galería. Pero aunque mucha gente no se haya creído la reconciliación de la Familia Real, al menos ellos lo han intentado. No pueden ser vacaciones como las de antaño eso se ha demostrado. Pero al menos durante una semana han ido de acto en acto, oficial y oficioso.

Felipe VI además ha participado en las regatas de la Copa del Rey de Vela timoneando el Aifos 500. Durante la estancia de la Familia Real en Palma descubrimos que el Monarca había sido intervenido de la espalda. En concreto, el Jefe del Estado fue sometido a una rizolisis. Esta es una operación de radiofrecuencia por aguja y con sedación que le ha liberado de los dolores de espalda que estaba sufriendo.

Felipe VI muestra que no todo va bien

Felipe VI se ha recuperado rápido y no ha tenido que dejar sus actividades oficiales, ni tampoco las oficiosas, pero no es así. Como señala Pilar Eyre en su blog, Felipe VI confesó durante su estancia en Mallorca que no está tan bien como parece.

En concreto, Don Felipe ha señalado que no está nada en forma. Causado o por sus 50 años cumplidos en enero, o por su falta de tiempo o la tensión provocada por su cargo. Sin contar su alta responsabilidad o por sus problemas de espalda. Al Rey le hace falta ponerse un poco a tono y hacer ejercicio. Refiriéndose tanto de forma física como de salud.

Felipe VI suma enfermedades

El cronista real, Jaime Peñafiel, ha vuelto a centrar su columna en el rey Felipe VI, sacando a la luz una faceta que el monarca ha querido esconder siempre. Hace más de 14 años que José Antonio Alcina, sacó un libro explicando cómo le formó.

En aquellas páginas relataba todas las técnicas que había utilizado, cómo había ido evolucionando su aprendizaje. Pero lo más curioso es la enfermedad que se sustraía de aquellas palabras. Y es que parece que la adolescencia no sentó muy bien a Felipe. Con poco edad empezó a sufrir un trastorno del sueño que hizo que aquellos que le rodeaban sufrieran mucho.