Inicio Principal Condenan a un profesor a 4 años de prisión por abusar de...

Condenan a un profesor a 4 años de prisión por abusar de una alumna

Le enviaba mensajes por Whatsapp y Hangouts

tocamientos-menores-abuelo-abusa-menor-menores-nieta-sexualmente-detenido

La Audiencia de Barcelona ha condenado a cuatro años de cárcel a un profesor por abusar de una alumna de 12 años.

Los hechos ocurrieron en 2014, cuando el condenado tenía 33 años y la menor 12 años. Él era profesor sustituto en el colegio. Ella hija de otra profesora.

Según la sentencia, en diciembre de 2014 empezó a cortejar a una alumna. Así obtenía un control emocional sobre la menor. Para “ir preparando el terreno para el posterior abuso”.

Le enviaba mensajes por Whatsapp y Hangouts

Se fue ganando su confianza. Empezó a darle un trato preferente y diferente al de sus compañeros. Le subía “inmerecidamente” las notas. Además de enviarle mensajes por Whatsapp y Hangouts. En los mensajes, el profesor condenado, halagaba a la menor. Le escribía “eres la que está más buena de toda la clase”.

También intentó aislar a la alumna de su entorno. Quiso mantener la relación en la estricta clandestinidad. Solicitaba a la menor que borrase las conversaciones. Más notable aún es que llegaron a tener un lenguaje secreto a través de emoticonos. Por ejemplo, las cerezas significaban besos.

Especialmente relevante es mencionar que el profesor le envió tres fotos a la menor parcialmente desnudo. En una de las fotografías se le veían los genitales. Además le pidió a ella fotos. En un principio, la menor no quería. Pero terminó accediendo a enviarle fotos en ropa interior por si le suspendía las tres asignaturas que le impartía.

Provocó dos encuentros con la menor y le decía que “estaba muy buena”

En 2015, el profesor provocó dos encuentros con la menor. Uno en la biblioteca, fingiendo una tutoría individual en horas de clase, donde la abrazó fuertemente apretándola contra su cuerpo y besándole en la cabeza. Otro en el aula, donde cerró la puerta con llave, la abrazó y la besó repetidamente en la cabeza. Mientras le decía que “estaba muy buena“.

Una vez se ganó la confianza de la menor, según el tribunal la “involucró poco a poco en una relación de dominación. Cargada de alto carácter sexual. Finalmente, la menor resultó emocionalmente implicada. Por ello, fue accediendo progresivamente a sus demandas. Como resultado, cuando se descubrió la relación, ella siguió intentando mantener el contacto.

Condena al profesor

Como consecuencia de las pruebas y declaraciones, el profesor ha sido condenado a cuatro años de prisión. A mayores, la Audiencia le impone cinco años de libertad vigilada tras salir del centro penitenciario.

También le imponen una indemnización a la víctima de 3.000 euros. Junto con una orden de alejamiento y no comunicación con la menor durante el tiempo en prisión, más dos años tras su excarcelación.