Inicio Deportes Primer entrenamiento del Patatas Hijolusa

Primer entrenamiento del Patatas Hijolusa

La pretemporada del Patatas Hijolusa trascurrirá entre sus entrenamientos en el Pabellón de San Esteban, que volverá a ser el escenario de sus partidos, y el Centro de Alto Rendimiento de León.

Por delante un mes para poner a punto la maquinaria y una temporada que ilusiona. El Patatas Hijolusa afronta una campaña en la que pelear por el ascenso volverá a ser el objetivo para las de Moses que todavía tiene por cerrar su plantilla con el refuerzo extranjero que complemente un plantel nacional que es, probablemente, el mejor de su historia ya que mantiene a sus jugadoras más importantes de la pasada Liga, complementadas por dos refuerzos de garantías, la escolta Marta Pérez y la base Mariona Martín, que aportarán su experiencia a un equipo al que se sumarán dos nacionales jóvenes más para completar un equipo que, pese a elevar su edad media, seguirá siendo uno de los más jóvenes del grupo.

El Pabellón de San Esteban acogió ese primer entrenamiento en el que las ‘séniors’ que siguen de la pasada campaña. Itsaso Conde, Marta Canella, Iria Calvo, Natalia López y Marina Fernández, recibieron a los dos fichajes que hasta ahora ha concretado el Patatas Hijolusa y junto a ellas las júniors que completarán el equipo y que tendrán ‘peso’ en el equipo, especialmente Emma Flórez y María Diez, que ya jugaron muchos minutos la pasada campaña.

Para Moses el reto de este año es ilusionante “porque a falta de que acertemos con el refuerzo extranjero creo que tenemos una gran plantilla nacional, con jugadoras importantes en esta categoría y, lo que es más importantes, que están aquí porque han priorizado sus carreras deportivas y profesionales más allá del baloncesto antes que lo económico en lo que no podemos competir con otros clubes que les ofrecían más dinero. Ellas están donde quieren estar y ahora nos toca conjuntar el equipo y hacerle jugar como creo que puede hacerlo”, señala Moses que confirmó el fichaje de una estadounidense “que llegará en los próximos días a León y de la que tenemos buenas referencias, aunque hay que esperar a verla aquí y cómo se adapta a un nuevo país porque nunca ha jugador lejos de casa”.

La entrenadora del primer equipo del Aros no oculta que la pelea por ascender debe ser el reto. “Como siempre será un grupo complicado, con media docena de aspirantes a las cuatro plazas que dan derecho a pelear por el ascenso, así que el primer reto debe ser llegare fuertes al inicio de la temporada para ir sumando los triunfos que necesitaremos para pelear por estar en la fase de ascenso”.

La pretemporada del Patatas Hijolusa trascurrirá entre sus entrenamientos en el Pabellón de San Esteban, que volverá a ser el escenario de sus partidos, y el Centro de Alto Rendimiento de León.

En lo que a los amistosos de preparación se refiere, ya hay dos fijados, que serán el 16 de septiembre contra uno de los grandes rivales en la carrera por el ascenso, el Estudiantes de Madrid, en un partido que se jugará en Getafe y el que el 29 de septiembre disputarán en el Bembibre Arena contra el Embutidos Pajariel de Liga Femenina. A ellos se sumará alguno más que se cerrarán en los próximos días.