Inicio Principal Más de 3.000 personas celebran en Veguellina de Órbigo la XXXVI Fiesta...

Más de 3.000 personas celebran en Veguellina de Órbigo la XXXVI Fiesta Campesina

El buen tiempo acompañó durante una jornada a los más de 3.000 asistentes que pudieron disfrutar del campo y de la naturaleza en unas instalaciones inmejorables.

El polideportivo de Veguellina de Órbigo acogió este domingo la XXXVI Fiesta Campesina que cada año celebra La Unión de Ganaderos y Agricultores de León (Ugal-UPA) en diferentes puntos de la provincia. El buen tiempo acompañó durante una jornada a los más de 3.000 asistentes que pudieron disfrutar del campo y de la naturaleza en unas instalaciones inmejorables.

El secretario general del sindicato, Matías Llorente, agradeció todas las facilidades ofrecidas por el Ayuntamiento de Villarejo de Órbigo y el teniente de alcalde del municipio, Balbino Ferrero, excusó la ausencia del alcalde, Joaquín Llamas, quien no pudo acudir al acto. El teniente de alcalde manifestó que “esta fiesta del agricultora es un buen momento también para reabrir el debate sobre la despoblación rural, un problema que afecta a la sociedad en general”.

Ferrero apuntó que “el medio rural abarca el 90% del territorio y en el reside el 20% de la población total”, a lo que añadió que “por eso desde esta Corporación municipal siempre ha fijado en su agenda una firme apuesta por el presente y por el futuro en el ámbito rural”.

Balbino Ferrero destacó que el Órbigo es una de las zonas más pobladas de Castilla y León y en este momento “estamos entrando de lleno en los planes de modernización y reconcentración que garantizará que la agricultura tenga futuro aquí. Estamos viviendo con ello un momento histórico para nuestros pueblos, que supondrá un mayor desarrollo en todos los aspectos de la economía de la zona: carreteras, caminos, ampliación del polígono industrial, oportunidades que vamos a aprovechar”, y para hacerlo, defendió la necesidad de creer en “nuestra propia identidad rural y en la conservación de todos los valores que representa: sostenibilidad, calidad de vida, etc”.

En su intervención, Llorente también aprovechó para denunciar la falta de políticas destinadas en la práctica real a combatir la despoblación en el medio rural. El secretario general de Ugal-UPA además explicó que la Junta de Castilla y León y otras administraciones favorecen las políticas de desarrollo de las cabeceras de comarca, mientras que “las deficiencias y el recorte de los servicios en los pueblos está llevando al abandono de los mismos”.

Como ejemplo de ello, Llorente recordó la falta de personal sanitario en los consultorios médicos rurales y reclamó que se actúe desde las administraciones, ya que es “una situación intolerable que no podemos consentir”. Matías Llorente también pidió que se faciliten terrenos de cultivo y pasto a los jóvenes que se incorporan al sector, ya que “son el futuro y no podemos dejarlos solos”.

La jornada estuvo marcada por una comida de convivencia, un baile vermout con bailes regionales de la mano del grupo de danzas ‘La Barbacana de Villarejo’, la música del pasacalles ‘Charanga & Pachanga’, juegos autóctonos, hinchables para niños, la actuación del ilusionista Nando Caneca, el espectáculo de la orquesta ‘Pasito Show’ y premios para los nuevos productores incorporados este año y para el mayor rendimiento en remolacha. Asimismo, se entregó un reconocimiento a Luis Mariano Santos, procurador en las Cortes de Castilla y León por UPL, por su apoyo y colaboración con Ugal-UPA en el medio rural leonés.

Los ganadores de esta edición en la categoría de nuevos ganaderos y agricultores, fueron Miguel García Blanco, de Celadilla del Páramo, con 13 hectáreas de regadío y 110 cabezas de vacuno de leche y Verónica Mayordomo Barreales, de  Villamizar, con 70 hectáreas de secano y 40 vacas nodrizas de carne. Los vencedores de la categoría de mejor cultivo de remolacha, en la campaña 2017/2018, fueron Antonio Fernández Fernández, de Fojedo del Páramo, por obtener la mayor polarización de cultivo con 18,53 grados y Amelia Celadilla Franco, de la Milla del Páramo, por conseguir el mayor rendimiento con 143,73 toneladas por hectárea de media. También se sortearon vales de compra de la cooperativa UCOGAL.