Inicio Curiosidades Retos virales: poniéndose a prueba en Internet

Retos virales: poniéndose a prueba en Internet

Debemos conocer estas prácticas para poder aplicar una adecuada prevención y minimizar el impacto negativo que puedan tener. 

Kiki challenge-drake-i-felling

¿Quién no ha oído hablar de los challenges o retos virales?

Estos desafíos reciben el impulso de youtubers famosos que participan con la finalidad de conseguir visitas y en consecuencia, beneficios económicos. No obstante, en muchas ocasiones se persiguen otros objetivos como un fin social, entretener o simplemente competir.

Con la rápida difusión que genera Internet, el inconveniente es que se propagan rápidamente y muchos de estos desafíos no son tan inocuos como parecen. Por ello, desde Internet Segura for Kids (IS4K) se realiza un repaso de los principales retos que circulan por la red y se proporcionan claves para prevenirse, detectarlos y reaccionar ante ellos, con el fin de ayudar a los menores a desarrollar su capacidad crítica.

Es por ello que, como padres o adultos de referencia del menor, debemos conocer estas prácticas para poder aplicar una adecuada prevención y minimizar el impacto negativo que puedan tener. Te acercamos a algunos de los retos que han tenido mayor repercusión:

  • “In my feelings challenge”. Es el más reciente y uno de los más populares de este verano, consiste en salir de un coche en marcha bailando la canción “In my feelings”, mientras el coche continua avanzando sin conductor, para después volver a montar en marcha. Ha tenido mucho impacto porque muchos famosos internacionales e influencers han decidido hacerlo y compartirlo en sus redes sociales. Incluso la Dirección General de Tráfico (DGT) ha tenido que tomar cartas en el asunto advirtiendo del peligro que supone esta acción que supone un riesgo para la seguridad vial.
  • “Ice Bucket Challenge”. ¿Quién no recuerda el verano en el circulaban por redes sociales vídeos en los que la gente se arrojaba cubos de agua helada? Comenzó como una campaña social que buscaba concienciar sobre la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y gracias a la cual se consiguió recaudar una importante suma de dinero destinada a la investigación y recuperación de las personas que lo padecían. Tampoco se consideró como inocua esta práctica, pues se advertía de que el contraste entre la temperatura corporal y la del agua podía ocasionar paradas cardiorrespiratorias y cortes de digestión. Este reto ha dado lugar a una variante mucho más peligrosa, el “Hot Water Challenge” , que consiste en echarse agua hirviendo o beberla. Aunque se escapa del sentido común, son varias las personas que arrastradas por el “efecto llamada” lo han practicado llegando a sufrir quemaduras muy graves.
  • “Ice and salt challenge”. Continuando con el hielo como ingrediente principal y las quemaduras como la consecuencia del reto, el “Ice and salt challenge” consiste en ponerse sal en la piel para luego presionarla con hielo. La combinación produce una reacción química que hace descender la temperatura del hielo provocando quemaduras, y es que el objetivo es precisamente exhibirlas, como si se tratara de un tatuaje. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado trataron de frenar este peligroso “juego” a través de sus redes sociales.
  • Sal y canela. Hace un tiempo se puso de moda tragar una cucharada de sal y canela en polvo. ¿El resultado?: Jóvenes sufriendo colapsos pulmonares, irritaciones de garganta y problemas respiratorios. El objetivo es expulsar la canela por boca y nariz, una acción llamada “el aliento del dragón”. El problema es que al consumir esta especia sin ningún líquido y de manera acelerada, provoca daños en los pulmones y en otros órganos.
  • “Condom Challenge”Quizás hayáis visto algún vídeo donde arrojan sobre la cabeza de algún joven un condón lleno de agua. Al no romperse, la cabeza queda atrapada dentro, de igual modo que si alguien colocara una bolsa de plástico cerrada, por lo que existe riesgo de asfixiarse. Este reto dio lugar a otro (“Condom Snorting Challenge”) en el que también se usaba un condón, la hazaña de éste último consistía en introducirlo por la fosa nasal y resoplar para ir conduciéndolo hacia la garganta y terminar sacándolo por la boca. Las autoridades sanitarias tuvieron que advertir de posibles peligros de asfixia.
  • “Tide Pod Challenge”. Ingerir cápsulas de detergente de lavavajillas como si fuesen caramelos también se convirtió en un reto viral de moda, a pesar de que el riesgo por intoxicación es muy alto y de que el detergente para lavar los platos es un veneno que puede llegar a quemar la garganta o las vías respiratorias