Inicio Nacional Cuando los mayores de hoy luchan por blindar las futuras pensiones de...

Cuando los mayores de hoy luchan por blindar las futuras pensiones de los jóvenes

En su editorial titulado “Las pensiones como un derecho constitucional”, la determinación por blindar las pensiones en la Constitución como un derecho fundamental.

La FAMPA lucha por blindar las pensiones en la Constitución, lucha por los pensionistas del futuro. Es un ejemplo para toda España de cómo los mayores de hoy luchan por blindar las futuras pensiones de los jóvenes.

En su número de agosto la revista “Vivencias”, en papel y en digital, de la Federación de Asociaciones de Mayores del Principado de Asturias, su presidenta Dolores San Martín San José expresa, en su editorial titulado “Las pensiones como un derecho constitucional”, la determinación por blindar las pensiones en la Constitución como un derecho fundamental. En particular por las pensiones de los jóvenes, de los pensionistas del futuro. La MERP felicita a la FAMPA en su lucha por los pensionistas del futuro.

Dejemos que las palabras de Dolores San Martín concentren el objetivo de blindar las pensiones para el 90% de la población española, así como el espíritu que anima esta lucha tan amplia que une a tan diversa gente de toda España. Dolores San Martín nos dice: “A su vez, la Mesa por el Blindaje de las Pensiones (MERP), se puso en contacto con nosotros y, llegamos a la conclusión de que había llegado el momento de blindarlas en la Constitución para que nunca más vuelvan a ponerse en jaque; para que no se sigan utilizando como moneda de cambio; para que las generaciones venideras no duden si les “va a tocar” jubilarse o no y para que las pensiones del futuro, no sean una percepción simbólica que haya que compensar con planes privados de pensiones”.

Y no sólo con palabras sino con hechos: “Hemos recogido 6.160 firmas de apoyo al blindaje de las pensiones gracias a la colaboración de todas las Asociaciones federadas que salieron a la calle para explicar la situación a los vecinos. Hemos ido a la Universidad a exponer nuestra lucha y me gustaría que supierais que allí nos recibieron, sobre todo, con gratitud”.

Y por eso Dolores San Martín destaca como potente colofón de su editorial: “Eran los propios jóvenes estudiantes quienes nos buscaban y se acercaban para firmar nuestras hojas, valoraban nuestro trabajo y, finalmente, nos daban las gracias por lo que hacíamos… “por ellos”. Y, simplemente por esas palabras, me siento orgullosa y satisfecha de todo lo hecho hasta ahora. Así que, por ellos y por ellas, por la juventud de nuestro país, seguiremos exigiendo que se reconozcan las pensiones, como un derecho fundamental en la Constitución”. No se puede expresar mejor.

Así mismo aparece un artículo titulado “Una inmensa fuerza social: blindar las pensiones en la Constitución” de Eduardo Madroñal, portavoz de la MERP en Asturias, argumentando la necesidad, el contenido y la formulación legal del blindaje de las pensiones en la Constitución como un derecho fundamental.