Inicio Principal Buscan a los culpables de simular un accidente de tráfico y movilizar...

Buscan a los culpables de simular un accidente de tráfico y movilizar a la Guardia Civil

Este tipo de falsos avisos, aunque cada vez son más residuales en el 112, suponen una infracción que puede ser considerada "muy grave".

broma-accidente-maniquí

La Guardia Civil investiga la simulación, con el uso de un maniquí, de un grave accidente de un ciclista en Cabezón de Pisuerga (Valladolid) y la llamada al 112 que movilizó a la Benemérita y medios sanitarios para atender la supuesta emergencia.

Los hechos se produjeron en torno a la medianoche de este miércoles, 8 de agosto, cuando una llamada al 112 alertó del accidente de un ciclista en Cabezón, por lo que se movilizó a Guardia Civil, una ambulancia de soporte vital básico e incluso una medicalizada, que posteriormente se anuló, toda vez que se comprobó que todo se trataba de una simulación.

Los autores de estos hechos vistieron a un muñeco con pantalones oscuros, un jersey, calzado deportivo, le colocaron una peluca, sombrero y guantes y lo dejaron junto a la calzada, en el puente de Cabezón, donde también colocaron una bicicleta aparentemente dañada por un accidente.

Así, en torno a la medianoche, una llamada alertó del accidente del supuesto ciclista y el 112, en seguimiento del protocolo establecido para cualquier accidente, más en este caso que podría ser de gravedad, avisó a Guardia Civil y a Emergencias Sanitarias-Sacyl, que envió una ambulancia de soporte vital básico y activó otra medicalizada.

Fuentes del Centro de Emergencias 112 han recordado que los efectivos sanitarios, bomberos, policía o Guardia Civil se desplazan al lugar de la supuesta emergencia, como en este caso, lo que podría suponer que estos recursos no estarían disponibles si surgiera una situación real, lo cual iría en perjuicio de quien la sufre. Además, han recordado que la movilización de estos recursos tiene un coste que cubren el conjunto de los ciudadanos.

Este tipo de falsos avisos, aunque cada vez son más residuales en el 112, suponen una infracción que puede ser considerada “muy grave”, según la Ley de Protección Ciudadana de Castilla y León, que contempla, en caso de que se determine que tiene ese carácter de “muy grave”sanciones que pueden oscilar entre 500.001 y un millón de euros.