Inicio Curiosidades Los platos de ducha, una solución económica en la reforma del baño

Los platos de ducha, una solución económica en la reforma del baño

Uno de los espacios del hogar que es más susceptible de sufrir una reforma es el baño. Junto con la cocina son las estancias del hogar que más uso experimentan en el día a día y por ello el paso del tiempo provoca un deterioro irreversible. La reforma es la única solución posible para garantizar el confort en el baño y disfrutar de unas instalaciones en perfectas condiciones.

El cuarto de baño, especialmente en viviendas en las que solo hay uno para toda la familia, es una estancia del hogar en constante uso y las diferentes piezas del mismo acaban por tener desperfectos, averías o roturas. Si bien en el baño es muy necesario cambiar el inodoro o sustituir el lavabo por uno más moderno, la parte más importante para garantizar el confort y la seguridad de todos los miembros de la familia es el plato de ducha.

Darse una ducha es uno de los actos que todo el mundo realiza cada día y tener una ducha con un tamaño adecuado y que sea confortable es el deseo de cualquier persona. Instalar un plato para ducha a la hora de realizar una reforma en el baño de casa es la mejor decisión que se puede tomar a día de hoy, y es que sus ventajas respecto a otras soluciones sustitutivas como la bañera son palpables.

¿Por qué instalar un plato de ducha?

Entre las principales motivaciones que pueden llevarnos a elegir el plato de ducha por encima de cualquier otra opción destacan las siguientes:

Instalación más sencilla

Sustituir la antigua bañera o el viejo plato de ducha por uno nuevo es una tarea que no necesita de realizar un trabajo demasiado complicado. En una sola mañana es posible quitar la vieja instalación y sustituirla por la nueva, de modo que en pocas horas tras dejar que seque es posible volver a usar el plato de ducha sin que suponga ningún otro inconveniente. Es algo realmente sencillo de realizar y no requiere ni grandes materiales ni obras faraónicas.

Ideal para personas mayores

En los hogares antiguos era más frecuente que hubiera una bañera antes que un plato de ducha.  Era un signo de ostentosidad que empezó a calar en España en el siglo XX, pero que a día de hoy su uso está muy reducido. Aunque la bañera existe en muchos hogares como un elemento de uso ocasional, a día de hoy el principal protagonista de los cuartos de baño es el plato de ducha. Entre los principales motivos que lo ocasiona se encuentra que es una instalación mucho más segura para las personas mayores de la familia, ya que tienen que hacer un esfuerzo menor para entrar que en la bañera y además cuentan con superficies menos resbalosas.

Coste más reducido

A día de hoy existe una gran variedad de platos de ducha entre los que poder elegir y evidentemente existen materiales para todos los gustos y bolsillos, pero en cualquier caso existen multitud de opciones a precios realmente asequibles para cualquier tipo de familia. Es una opción más económica que la bañera y además se puede transportar al hogar más fácilmente.

Ocupa menos espacio

Aunque existen platos de ducha que pueden ser del tamaño de una bañera existen otras opciones más reducidas para aquellas personas que quieran un mayor espacio libre en el cuarto de baño. Existen platos de ducha cuadrados de tamaño reducido en el que cabe una sola persona que se pueden colocar fácilmente en cualquier rincón del baño proporcionando una gran liberación de espacio respecto a una bañera convencional.

Interés decorativo

Si hablamos desde el punto de vista de la decoración, lo cierto es que a día de hoy los platos de ducha y las mamparas que los acompañan pueden ayudar a crear una ambientación moderna y elegante en el cuarto de baño. Una buena combinación de ambos elementos junto con unos cambios en los demás elementos del baño conseguirá que el baño parezca como nuevo. Existen diferentes tipos de superficie de platos de ducha, de diferentes colores y existen mamparas realmente modernas e interesantes, por lo que elegir adecuadamente puede significar rejuvenecer el baño de forma radical.

Como se puede apreciar son muchos los motivos por los que colocar un plato de ducha tras reformar un baño. Y es que es la solución más económica pero también cuenta con un buen número de ventajas asociadas. Una solución moderna y funcional.

Digital de León