Inicio Curiosidades Demi Lovato y su eterna lucha contra las adicciones

Demi Lovato y su eterna lucha contra las adicciones

Demi Lovato, hospitalizada tras sufrir una sobredosis de heroína.

Demi-lovato
@ddlovato

Demi Lovato desde hace años saben que la cantante ha pasado por momentos muy difíciles a lo largo de su vida. Ser una estrella infantil ha acabado pasándole factura. Muchos de los problemas de autoestima y de acoso que Demi sufrió en su infancia y adolescencia acabaron siendo peor que eso: las adicciones.

Demetria Devonne Lovato-Hart, como en realidad se llama, lidió durante muchos años, y en secreto, con sus problemas con la bebida. El primero de sus recursos para aislarse del mundo en el que vivía y sentirse bien consigo misma. “Mi padre fue un adicto y un alcohólico y supongo que quise saber lo que encontró en las drogas y en el alcohol”, explicaba la cantante quien a los 17 años ya era una adicta.

Su confesión en Sober

Demi Lovato, de 25 años de edad, ha estado sin probar una gota de alcohol durante seis años, es decir, desde los 19. Hace unos meses celebraba todo este tiempo de sobriedad sin saber que, poco después, recayó en la bebida. Así lo confesó hace pocas semanas al publicar la canción Sober. Un tema desgarrador donde narra su recaída y cómo se siente al respecto.

Adicción a la cocaína

Pero el alcohol no ha sido el único demonio contra el que Demi Lovato ha tenido que luchar también por su adicción de las drogas. Así lo narra en el documental que publicó en Youtube hace unos meses, Simply Complicated, donde habla sin tapujos de todos los problemas con los que ha estado conviviendo desde que se convirtió en una estrella del entretenimiento. “La camuflaba en los aviones, en los baños, a medianoche. Y nadie lo sabía. No era capaz de estar sobria”, confesaba en relación a la cocaína.

Su dependencia a las sustancias fue tal que Demi Lovato tuvo que acabar ingresando en un centro de rehabilitación para ser tratada por sus adicciones. “Llegué a un punto en que o estaba drogada o estaba pensando en drogarme”, admitía la artista.

Todavía no se ha confirmado que lo que ha llevado a Demi Lovato al hospital haya sido una sobredosis, pero teniendo en cuenta su historial, muchos dan por hecho que se trata de una nueva recaída.