Inicio Principal Condenado a 49 años de prisión el profesor leonés del colegio Valdeluz...

Condenado a 49 años de prisión el profesor leonés del colegio Valdeluz por abusos sexuales

El docente llegó a restregarse en alguna ocasión su pene en sus espaldas o llevando el acusado la mano de alguna de ellas a su miembro.

Colegio Valdeluz
Colegio Valdeluz

La Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado al exprofesor del madrileño colegio Valdeluz, Andrés Díez Díez, a un total de 49 años, 5 meses y 21 días de prisión, como autor responsable de 12 delitos de abusos sexuales.

El tribunal mantiene en la sentencia que el docente era una persona querida y valorada, además de que mantenía una relación cercana con sus alumnas. Esto lo aprovechó para tocarlas y satisfacer su deseo e impulso sexual, comenzando con besos, abrazos, cosquillas, hasta ir aumentando los toqueteos progresiva y gradualmente en el tiempo, poco a poco, llegando a manosear piernas hacia ingles y zona vulvar e interior de los muslos, espaldas, senos y nalgas.

El fallo, recoge que el docente llegó a restregarse en alguna ocasión su pene en sus espaldas o llevando el acusado la mano de alguna de ellas a su miembro, por fuera de la ropa. También introdujo sus dedos en la vagina de algunas de ellas, escudándose muchas veces en la necesidad de llevar a cabo correcciones posturales mientras estaban sentadas tocando el piano.

En el juicio, celebrado entre los días 21 de mayo y 12 de junio en la Audiencia Provincial de Madrid, intervinieron 14 víctimas/testigos, 35 testigos y 5 peritos. La vista se desarrolló la vista oral a puerta cerrada, a fin no solo de preservar la intimidad de las víctimas, sino también en protección del resto de derechos que les reconoce la Ley del Estatuto de la Víctima.

El fiscal solicitaba la condena del acusado como autor de 14 delitos de abusos sexuales, de los que 13 fueron calificados como delitos continuados. Solicitaba las correspondientes penas, que ascendían a un total de 69 años de prisión. Las distintas acusaciones particulares coincidieron con el ministerio público. La defensa del acusado solicitó en todo momento su libre absolución, al igual que lo hizo la defensa del colegio Valdeluz.