Inicio Cultura, sociedad y turismo ‘Tras la estela de Leibovitz’

‘Tras la estela de Leibovitz’

El desarrollo tecnológico, la accesibilidad a los gadgets fotográficos y el uso de las redes sociales es quizás, lo que haya incitado a la continua búsqueda y perfeccionamiento de la fotografía.

Como en otras disciplinas artísticas, la fotografía, ha dejado de ser un dominio exclusivo de los hombres.

Algunas mujeres encontraron su espacio y marcaron tendencia a lo largo de la corta historia de este arte. Muy joven si tenemos en cuenta su nacimiento, o difusión al mundo como tal, por Louis Daguerre en el año 1839.

Mujeres como: Dorothea Lange, fotógrafa de los años 30, Annie Leibovitz, probablemente la más reconocida, u otras más cercanas como Ouka Leele, Isabel Muñoz o la innumerablemente galardonada Cristina García Rodero, única persona de nacionalidad española integrante de la prestigiosa agencia Magnum, han sido algunas de las fotógrafas que han dejado su impronta en este breve recorrido de tiempo.

Con la llegada y proliferación de los aparatos e imágenes digitales, la fotografía se ha convertido en una herramienta de uso cotidiano siendo usada de forma masiva prácticamente por todos los públicos, con diferentes propósitos.

El gran interés por dominar sus aspectos, tanto técnicos como estéticos ha crecido exponencialmente en los últimos años, buscando su conocimiento a través de cursos, talleres, tutoriales, seminarios, exposiciones, salidas fotográficas en grupo etc..

El desarrollo tecnológico, la accesibilidad a los gadgets fotográficos y el uso de las redes sociales es quizás, lo que haya incitado a la continua búsqueda y perfeccionamiento de este conocimiento, lo que ha provocado que vivamos inmersos en un tsunami de imágenes, como comentó el premio nacional de fotografía Joan Fontcuberta en su pasada ponencia en el MUSAC.

El aumento de la fascinación por la fotografía se manifiesta especialmente en el público femenino, que ha crecido hasta tal punto que, probablemente 7 de cada 10 personas interesadas en dicho arte sean chicas, sobre todo si se trata de personas más jóvenes.

Esta tendencia se comprueba claramente en los cursos para adolescentes y niños, que por cuarto año consecutivo se realizan en la Biblioteca municipal Cronista Luis Pastrana de las Bibliotecas del Ayuntamiento de León. El número de niñas y chicas con pretensiones fotográficas aumenta cada año, llegando en esta última edición a las cifras mencionadas.

En estos cursos, para edades de 9 a 13 años , y a partir de 14 el otro, los alumnos, durante una semana se instruyen en el manejo de los principales parámetros de sus cámaras, teniendo como objetivo disparar en modo manual con un control total de la luz.

Por otro lado, aprenden a integrarse en una sesión fotográfica, como modelos y como fotógrafos.

Con las reglas de composición fotográfica, y visionado de imágenes, asimilan la búsqueda del mejor encuadre, añadiendo o evitando elementos para lograr tal propósito.

En definitiva se trata de un curso teórico-práctico donde los alumnos ponen en práctica en las diferentes salidas fotográficas lo expuesto en las sesiones teóricas.