Inicio Deportes Japón el equipo más limpio del Mundial del Rusia 2018

Japón el equipo más limpio del Mundial del Rusia 2018

Los nipones hicieron cuatro puntos y pasaron por fair play (dos amarillas menos que Senegal), aunque no han mostrado ser un equipo muy fuerte.

Es el primer día que deja cruces que tienen antecedentes. Belgas, japoneses, colombianos e ingleses ya se han medido entre sí durante las Copa del Mundo y, a continuación, le presentamos lo que serán las estadísticas de estos dos cruces de octavos de final.

Bélgica-Japón

El 4 de junio de 2002 se enfrentaron Bélgica y Japón, en el Mundial que organizaba este último país junto a Corea del Sur, con un resultado de 2-2. Ese es el único antecedente que registra este duelo de octavos de final, el cual se volverá a repetir el lunes 2 de julio (1:00 p.m.) en Rostov.

Los belgas, junto a Uruguay y Croacia, son el único elenco que sacó el puntaje perfecto en la fase de grupos, dándose el lujo de dejar descansar a su nómina titular en el duelo contra los ingleses. Con 9 goles a favor y solo 2 en contra, son el gran candidato a llevarse el título (al lado de Brasil).

Los nipones hicieron cuatro puntos y pasaron por fair play (dos amarillas menos que Senegal), aunque no han mostrado ser un equipo muy fuerte. ¿Podrá dar la sorpresa ante la todopoderosa Bélgica?

Colombia-Inglaterra

El 26 de junio de 1998, en Lens (Francia), Inglaterra dejó sin ilusiones a Colombia en la fase de grupos con un 2-0. Después, han jugado cuatro amistosos con dos triunfos británicos y dos igualdades, lo que quiere decir que los cafeteros jamás han triunfado en este historial.

Colombia clasificó como primero del grupo H (6 puntos, 5 goles a favor y 2 en contra), luego de iniciar cayendo contra Japón. No obstante, viene al alza con sus dos recientes victorias contra Polonia y Senegal.

Por su parte, los del Reino Unido vencieron a Túnez y Panamá, pero cayeron con Bélgica usando una nómina de suplentes. Sumaron 6 unidades, con 8 goles a favor y 3 en contra. El encuentro se realizará el martes 3 de julio en la cancha del Spartak de Moscú.