Inicio Opinión Un nuevo castigo: La prisión juvenil de mamá. ¿Qué opinas?

Un nuevo castigo: La prisión juvenil de mamá. ¿Qué opinas?

Amanda decidió castigar a su hija por sus actos y le dejó la habitación vacía.

castigo-nuevo-prision-juvenil-mama-acoso
mumslounge.com

Hoy en día el tema de la educación y los castigos a nuestros hijos es un tema de actualidad, tanto es así que la pedagogía de la educación no tiene nada que ver con la que utilizaban nuestros padres con nosotros. Una mamá castigó a su hija adolescente con lo que denominó la prisión juvenil de mamá, a ver que os parece.

Amanda, es madre de una hija adolescente. Un día la llamaron del colegio para decirle que Hannah, su hija, no asistía a clase y se quedaba andado por los pasillos, mentía sobre sus profesores y llevaba varios días “acosando” a una de sus mejores amigas.

Cuando la mamá de Hannah escuchó todo eso de su hija, pensó que se estaba comportando “como una idiota”, y su pequeña no lo era, así que decidió tomar cartas en el asunto. Además le preocupaba el tema del acoso a su amiga, ya que también es un tema de máxima actualidad y en boca de todos.

El acoso escolar (bullying) es difícil de abordar; primero porque la víctima tarda en hablar o no lo hace, y los padres del agresor no creen que su hijo pueda hacer eso a otra persona. No se sabe cómo castigar estas conductas, lo que preocupa enormemente a los progenitores.

Amanda decidió castigar a su hija por sus actos y escribir una entrada en el blog “Mum´s lounge”, lo que ha hecho que se vuelva viral su denominada “Prisión juvenil de mamá”.

La mamá se puso manos a la obra. Vació por completo la habitación de su hija: ni pósters, ni juguetes, ni ropa en el armario. Únicamente le dejó su cama y la ropa justa y necesaria para asistir a clase durante una semana. El nombre del castigo (“La prisión juvenil de mamá”), fue denominado así por la propia Amanda cuando vio cómo había quedado la habitación de Hannah.

En cada una de las camisetas que dejó en el cuarto para ir a clase durante la semana siguiente, se podía leer, en letras gigantes, lemas “antibullying”

A parte de la nueva decoración de la habitación y la vestimenta, la mamá de la adolescente, le hacía escribir a su hija cada día 50 veces: “no mentiré”, “seré amable con todo el mundo”, “me portaré bien en el colegio”, “tomo mis propias decisiones y “soy responsable de mis acciones”.

Amanda, hace una reflexión sobre los castigos: “Creo que el problema con esta generación es el castigo inadecuado. Dicen que los castigos son malos, que sólo debemos usar el refuerzo positivo e ignorar los malos comportamientos… pues no, no en mi casa”.

Desde que se publicó el nuevo castigo creado por Amanda: “La prisión juvenil de mamá”, se ha viralizado a través de redes sociales y medios de comunicación. Pero también ha creado mucha controversia respecto al tema. Muchas personas consideran el castigo demasiado severo; otros, por el contrario, alaban su castigo.

¿Tú que opinas? Cuéntanoslo