Inicio Cultura, sociedad y turismo Bodegas Vinos de León celebra su 50 aniversario con un profundo relevo...

Bodegas Vinos de León celebra su 50 aniversario con un profundo relevo directivo y enológico

El nuevo consejero delegado, Antonio Vázquez Muñoz-Calero, adelanta sus prioridades: seguir apostando por la calidad de los vinos, lanzar nuevas marcas, recuperar mercados e invertir en Enoturismo.

Bodegas Vinos de León fue fundada en 1967 por un grupo de elaboradores de vino locales que, al principio, solo comercializaban vino a granel hasta que años más tarde, con la fundación de VILE (Vinos de León), iniciaron la producción y comercialización de vino embotellado.

En esa época VILE, abreviatura de Vino de León, como se conoce familiarmente a la bodega, se convirtió en la mayor productora de vino de la zona noroeste de España, llegando a vender por aquellas fechas 16 millones de botellas al año.

La bodega se dedicó fundamentalmente a elaborar vino de la variedad Pietro Picudo (la uva tradicional de la zona de León) en la zona de Pajares de los Oteros, apostando fundamentalmente por vinos de crianza. Fue toda una revolución en la zona puesto que solo se elaboraban rosados y tintos jóvenes con esa variedad de uva. De ahí surgió Don Suero que, a partir de 1975, se convirtió en un referente de los vinos de León y gracias al cual se empezó a valorar la variedad Pietro Picudo en los mercados de vinos de calidad.

En el año 2000 Bodegas Vinos de León impulsó, junto a otros bodegueros, el reconocimiento de la calidad de esos vinos que en 2004 alcanzarían la denominación de “Vino de Calidad de Tierras de León “, la antesala de la Denominación de Origen Tierra de León que sería concedida en 2007.

Con ese motivo, la bodega decidió construir una nueva bodega en Valdevimbre, en la hoy denominada VILE La Finca. Esta finca, con un agradable bosque de encinas centenarias y robles, ideal para el Enoturismo, tiene una superficie total de 220 hectáreas, de las cuales 54 hectáreas están dedicadas al viñedo. La nave de elaboración cuenta con depósitos de acero inoxidable con capacidad para 540.000 litros de vino, tinos de madera con capacidad de 5.000 litros, 340 barricas bordelesas de roble francés y americano, y una línea de embotellado de última generación.

De esta forma, la bodega cuenta con dos zonas de viñedos. Las 4 hectáreas con más de 80 años en Pajares de los Oteros, la joya más preciada de la bodega, de donde sale la cosecha para elaborar el vino más reconocido de la casa, Don Suero. Y las 54 hectáreas de VILE La Finca, en Valdevimbre, de donde proceden las cosechas que se utilizan para Valjunco, con un suelo de alto contenido en caliza, arcilla y canto rodado que lo convierten en ideal para el cultivo del Pietro Picudo.

La dedicación, la búsqueda de la excelencia y el ensamblaje del trabajo artesano con la más alta tecnología constituyen la filosofía de esta casa, cuya trayectoria se ha visto reconocida por numerosos premios nacionales e internacionales.

Renovación

Bodegas Vinos de León celebra su 50 aniversario con una profunda renovación de su cúpula directiva con el objetivo de impulsar el negocio del vino leonés (DO. Tierra de León), cuyas marcas más representativas son Don Suero, un tinto de la variedad Pietro Picudo que ha cosechado numerosos premios nacionales e internacionales, y los diferentes Valjunco (rosado, tinto Pietro Picudo y el blanco elaborado con uva Albarín).

El relevo en la propiedad de la bodega comenzó a finales de 2017 cuando la empresa de hostelería y restauración VAMUCA, (propietaria en León de los hoteles Conde Luna y Alfonso V, y los restaurantes Casa Mando. LAV y niMÚ Azotea), que dirige Antonio Vázquez Muñoz-Calero, adquirió un importante paquete de acciones que le proporcionó la mayoría accionarial de Bodegas Vinos de León. Como resultado de esa operación, la compañía modificó su Consejo de Administración y Antonio Vázquez fue designado nuevo consejero delegado.

El nuevo consejero delegado de la compañía, Antonio Vázquez Muñoz-Calero, explica que las prioridades de esta nueva etapa consistirán en “mejorar la calidad de los vinos –un objetivo permanente-, impulsar los vinos de la variedad Prieto Picudo (Don Suero y Valjunco), dar protagonismo a los blancos de la variedad Albarín, relanzar a medio plazo un proyecto de viñas viejas para elaborar reservas, recuperar y abrir nuevos mercados, buscar el nicho de los consumidores jóvenes, relanzar la exportación y apostar por el Enoturismo en la zona”. Bodegas Vinos de León es propietaria, a su vez, de la bodega Señorío de Nava (Ribera del Duero) que también acometerá relevantes cambios en su gestión y modelo de negocio. Actualmente las dos bodegas elaboran 7 millones de botellas al año.

Vázquez explica que su familia “ha estado estrechamente vinculada al mundo de la hostelería y la restauración; y especialmente mi abuelo y mi padre fueron dos grandes apasionados por el mundo del vino, motivo que centró su interés en este negocio”. “Finalmente mi padre”, añade, “consiguió comprar una pequeña participación en Bodegas Vinos de León que, a su vez, era la propietaria al 100% de Señorío de Nava, una de las primeras bodegas inscritas en la D.O Ribera del Duero, una de las denominaciones de origen que más admiraba, al margen de los vinos de León que siempre impulsó y defendió; mi padre siempre llevó el escudo de León allá por donde iba y nosotros queremos continuar su legado, su herencia y su trayectoria”.

Una vez obtenida la mayoría accionarial y el control de la gestión de la bodega, todo el equipo de Bodegas Vinos de León se ha propuesto “impulsar la denominación de origen del vino leonés y sus variedades de uva únicas en el mundo, Prieto Picudo y Albarín, respetando siempre la tradición y la solera de esta bodega, y sus tipos de uva tan característicos”.

Con el objetivo profesionalizar la gestión y acometer nuevos proyectos e inversiones, se ha incorporado como nuevo gerente a David de la Riva Díaz-Rincón, economista y sumiller, que a su vez ha formado un joven y prometedor equipo con nuevas incorporaciones en todas las parcelas de la empresa a nivel técnico y de gestión, y ha organizado el rejuvenecido organigrama de la bodega. Muestra de ello, son los premios cosechados por el Valjunco blanco Albarín en estos últimos meses que, bajo la dirección enológica de Ana Serrano Antolín, se ha alzado como mejor vino de León en XXIV Feria de productos de León, compitiendo con vinos de todas las Denominaciones de Origen de la provincia y Medalla Rubí en los premios internacionales Vino y Mujer 2018, compitiendo con 250 vinos de todo el mundo.

En definitiva, el objetivo será que Bodegas Vinos de León “inicie unos segundos 50 años de éxitos e innovación como hemos tenido hasta ahora”.

Bodegas Vinos de León

http://www.bodegasvinosdeleon.es/