Inicio Principal Una discusión de tráfico acaba con un muerto

Una discusión de tráfico acaba con un muerto

La suma de testigos consiguió apaciguar los ánimos de ambos individuos, que finalmente siguieron su rumbo sin ningún incidente más.

Un hombre alicantino de 31 años ha muerto tras permanecer seis días en coma inducido debido a las graves heridas sufridas durante una discusión de tráfico. El supuesto agresor ha sido detenido y enviado a prisión. Los hechos se produjeron en un área de servicio de la autovía A-7 a la altura de Benifaió, en Valencia.

Al parecer, la víctima circulaba en su coche dirección a Alicante cuando paró en una zona habilitada con gasolinera. Entonces empezó a discutir con el ocupante de otro turismo, de 55 años, a quien le reprochó la realización de diversas maniobras bruscas, como frenazos y cambios de carril.

Según ha publicado Las Provincias, la víctima, que iba acompañado de su novia, empujó al otro hombre sin darse cuenta de que este empeñaba una navaja. De repente, en medio de la trifulca, el detenido supuestamente le asestó un navajazo en el costado izquierdo al fallecido cuando este le puso las manos en el pecho para apartarlo. Según agentes policiales, el encontronazo “no duró más de quince segundos”.

La suma de testigos consiguió apaciguar los ánimos de ambos individuos, que finalmente siguieron su rumbo sin ningún incidente más. No fue ya una vez en marcha cuando el fallecido descubrió la herida. La puñalada le había perforado el corazón.

Tras pedir ayuda, en pocos minutos se personaron agentes de la Policía Local de Benifaió, quienes desplazaron al herido al hospital más cercano por la gravedad de sus heridas. El agredido se había desmayado y se estaba desangrando. Poco después la Guardia Civil se hizo cargo de la investigación, que puso en marcha un operativo para detener al otro individuo.

El supuesto agresor fue detenido el mismo día del incidente y ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Carlet, cuyo titular ha decretado su ingreso en prisión.

El herido falleció en el Hospital La Fe de Valencia días después a causa de la gravedad de las heridas y tras estar en coma inducido.