Inicio Principal Detenido por encerrar y violar a una mujer

Detenido por encerrar y violar a una mujer

La tuvo encerrada bajo llave en su domicilio durante ocho días, forzándola a mantener relaciones sexuales.

denuncia

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 35 años por encerrar a una mujer en su casa y violarla durante ocho días.

La pareja se conoció por internet. Él vivía en Benalmádena (Málaga) y ella en República Dominicana. Durante un tiempo, mantuvieron la relación por internet y vía telefónica, hasta que un día ella decidió venir a España para conocerle en persona.

Cuando la mujer de 32 años llegó a España, se quedó a vivir en casa de unos familiares que vivían en Málaga, pero después de un tiempo decidieron vivir juntos y esa pudo ser la peor decisión que tomó ella.

A las 24 horas de vivir juntos comenzó la pesadilla, empezaron las amenazas, agresiones y abusos.

El hombre detenido, presuntamente obligaba a la mujer a permanecer sin ropa, apenas le facilitaba alimento y controlaba su teléfono móvil; todo mientras la tenía encerrada bajo llave cuando él salía del apartamento y la obligaba a mantener relaciones sexuales varias veces al día. Pero eso no era todo, la víctima también indicó que le hacía fotografías y vídeos en contra de su voluntad, y que es posible que hubiera tenido conductas similares con otras mujeres antes que con ella. En el caso que ella desobedeciese sus órdenes, el arrestado se ponía violento, le golpeaba y le tiraba del pelo.

La mujer, consiguió escapar gracias a una llamada telefónica con su prima a la que consiguió contarle lo sucedido hablando en clave. La víctima pudo contarlo todo cuando llegó al hospital debilitada y deshidratada acompañada de un familiar.

La misma noche en que la mujer acudió al hospital, los agentes de la policía llevaron a cabo la detención del presunto autor de los hechos en su domicilio en Benalmádena. Al arrestado, quien fue el martes puesto a disposición judicial, se le imputan delitos de detención ilegal, agresión sexual y malos tratos.

Durante el registro de la vivienda, la Policía Nacional ha incautado un ordenador portátil, una cámara de vídeo y una memoria USB. Las investigaciones se encuentran abiertas a la espera de nuevas pruebas o declaraciones.