Los trabajadores de Correos de León en huelga

Los sindicatos denuncian que el recorte en los presupuestarias de 180 millones en 2017 y 2018 ha causado un déficit de 225 millones y una reducción de plantilla de 15.000 empleos en España.

correos-empleada-cartas-correspondencia-basura

La plantilla de Correos realizará este jueves en Castilla y León un paro de dos horas y se movilizará en la calle en distintas ciudades en defensa del servicio postal público.

Es por ello que se han convocado para mañana jueves paros y concentraciones en todo el país, de cara a que el nuevo Gobierno rectifique la “política cicatera y de recortes cometida por su predecesor en las últimas legislaturas”. “Estas acciones lo único que han hecho es desmantelar poco a poco el servicio postal público de este país”, denunciaron.

En este sentido, en Valladolid, León y Zamora el paron de dos horas se realizará durante las dos últimas del turno de noche y de mañana y las dos primeras de la tarde. Las movilizaciones se celebrarán en la Plaza de la Rinconada de la capital vallisoletana, frente a la sede central de Correos, a las 13.30 horas; a las 14 horas en el Jardín de San Francisco de León, a las 13.30 ante la sede central de Correos en Zamora y a partir de las 8.30 horas en Benavente. Por último, en Ávila, el paro será en las dos últimas horas del turno de mañana y las dos primeras de la tarde y la concentración tendrá lugar a las 13.15 horas ante la Subdelegación del Gobierno.

La política a la que se refieren los sindicatos “ha dejado a la empresa pública postal en números rojos por el recorte en las partidas presupuestarias de 180 millones en 2017 y 2018”, con un déficit de 225 millones de euros y un “brutal” recorte de plantilla de 15.000 puestos de trabajo en todo el Estado. A ello se suma la “imposición de un modelo de empleo más precarizado basado en jornadas parciales” (situación del 22 por ciento de la plantilla) y un aumento de la temporalidad (35 por ciento) para cubrir el empleo estructural.

También denunciaron “falta de plantilla, que sufren los trabajadores con una severa desregulación y precarización de sus condiciones laborales en un convenio y acuerdo congelado desde hace más de cuatro años”.