Inicio Curiosidades Simulacro de rescate en León con un dron ante un terremoto

Simulacro de rescate en León con un dron ante un terremoto

Para realizar el ejercicio se utilizó un dron Condor, que servicio de ayuda a un equipo USAR compuesto por casi 30 personas que trabajaron en la zona Se puede subir muy alto y dejarlo posicionado donde se desee para ver cualquier cosa en tiempo real, lo que permite adoptar medidas de manera más rápida

dron

Un equipo de Búsqueda y Rescate Urbano (USAR) de la Unidad Militar de Emergencias (UME) realizó ayer jueves 31 de mayo un simulacro de rescate urbano ante unas estructuras colapsadas tras una catástrofe natural como un terremoto, mediante la utilización de un dron, dentro del Congreso de Unvex S&D 2018.

El dron utilizado por la Unidad Militar de Emergencia sobrevoló la base militar Conde de Gazola para observar en qué estado se encontraba la zona y poderla dividir en sectores de actuación. Tras observar a través del dron cómo trabajaban los efectivos, se le introdujo a la nave un equipo de suelta, que permitió trasportar una herramienta que necesitaba el equipo de rescate.

Una vez finalizado este primer rescate, se procedió a la simulación de un segundo rescate, en esta ocasión vertical, en el que se llevó en camilla mediante tirolina a una persona desde una torre de alta tensión a otra más cercana.

Por último, se le incorporó un megáfono al dron para realizar la última parte del ejercicio. Así, el dron regresó a la zona de estructuras colapsadas y dio el aviso de una réplica del terremoto, permitiendo además comprobar a través de sus cámaras que todo el equipo USAR salía de la zona.

Para realizar el ejercicio se utilizó un dron Condor, que servicio de ayuda a un equipo USAR compuesto por casi 30 personas que trabajaron en la zona.
dron

El jefe de la sección de Aeronáutica Desplegable del Batallón de Trasmisiones de la UME, Félix Rafael Martínez Moya, explicó que el dron utilizado hoy en este simulacro trabajó con la UME durante las inundaciones producidas en Zaragoza durante el pasado mes de abril, donde el director de la operación siguió en tiempo real las imágenes captadas por el dron en una zona de desbordamiento, lo que permitió dar las indicaciones correctas a los bomberos para realizar sus actuaciones.

Entre las ventajas aportadas por la utilización de un dron para una situación de catástrofe, Martínez Moya señaló como principal que “no se expone a nadie al no tener que acudir a la zona de riesgo”, a lo que añadió que “se puede subir muy alto y dejarlo posicionado donde se desee para ver cualquier cosa en tiempo real, lo que permite adoptar medidas de manera más rápida”.