Inicio Curiosidades 7 pasos para crear la fiesta infantil perfecta

7 pasos para crear la fiesta infantil perfecta

SONY DSC

Los niños son uno de los seres más exigentes del mundo y crearles una fiesta acorde a sus expectativas no siempre resulta algo fácil de hacer. Y es que ya sea para celebrar un cumpleaños, una fiesta fin de curso o para cualquier otra celebración resulta de vital importancia tener en cuenta una serie de detalles para que la fiesta infantil sea todo un éxito, tanto para los niños como para los papás.

Aunque siempre va a depender del espacio en el que tenga lugar lo cierto es que los detalles a tener en cuenta son siempre los mismos, y es que si algo funciona no hay porqué cambiarlo. Para organizar una fiesta infantil que sea exitosa y divertida hay que seguir estos 7 pasos que se muestran a continuación al pie de la letra:

Hablar con el niño

En una fiesta infantil los niños son los grandes protagonistas. Es muy importante consultarles si les gustaría algo en especial para la fiesta, como una ambientación temática con personajes de dibujos animados. Contar con la aprobación del peque suele resultar muy fácil ya que disfrutan de este tipo de fiestas y sin duda se lo pasarán en grande con sus amigos del cole. 

Es además una oportunidad perfecta para que se conozcan los padres y las madres y que estrechen lazos y amistades. El niño disfrutará de su fiesta y los padres quedarán muy satisfechos.

Decidir la decoración

La decoración en una fiesta infantil es quizás el elemento que más llama la atención y que mejor transmite la sensación de que nos encontramos en una fiesta. La decoración con globos de helio es muy económica e impactante y en una tienda de globos de helio se pueden encontrar además todo tipo de elementos de decoración de fiestas, celebraciones y eventos con globos. 

Sin duda los globos de helio son uno de los elementos que más de moda se encuentran en la actualidad y la capacidad que existe de personalización y el gran número de colores y variedades lo convierten en el elemento estrella de cualquier fiesta.

Decidir el lugar

Decidir el lugar en el que la fiesta va a tener lugar no es una tarea sencilla, y es que si el grupo de invitados es muy numeroso quizás resulte más conveniente alquilar un pequeño local en el barrio que celebrar la fiesta en el salón de casa. Aunque si se vive en una casa con jardín sin duda esta es la mejor alternativa, ya que es mucho mejor una fiesta infantil al aire libre donde pueden jugar con más tranquilidad que una fiesta en un recinto cerrado.

Organizar la comida

Aunque es una fiesta en la que no pueden faltar las chuches, los dulces y las tartas también puede resultar muy interesante añadir otro tipo de elementos como sándwiches, zumos o alternativas sin gluten o sin lactosa para los amigos del niño que sufran alguna intolerancia. 

Pensar en qué poner como comida es algo más sencillo que la elaboración en sí misma, y es que harán falta varias manos para poder elaborar toda la comida para ese día tan especial.

Entregar las invitaciones

Aunque lo ideal en este tipo de situaciones es invitar a todos los niños de la clase es perfectamente entendible que a veces por cuestiones de espacio y otras por presupuesto se hace imposible. Aun así al menos 10 niños deberían formar parte de la fiesta para que ésta tuviera realmente un ambiente infantil, ya que con menos niños queda un poco aburrida. Además de amigos del colegio también pueden asistir niños de los vecinos con los que suela jugar o familiares como los primos.

Elaborar un presupuesto

Una vez entregadas las invitaciones, decidido el lugar donde se va a celebrar y pensado la comida que se va a ofrecer llega el momento de elaborar un presupuesto para poder estimar el coste final de la fiesta. Tener en cuenta todos los costes y aprovechar ofertas y descuentos es fundamental para lograr celebrar la fiesta con el menor coste posible.

Disfrutar de la fiesta

Y por último y como no podía ser de otra manera toca disfrutar de la fiesta y de la felicidad de los niños, ya que es una fiesta por y para ellos, mientras se pasa un buen rato charlando con el resto de madres y padres. Un día que quedará para el recuerdo y en el que todo el mundo lo pasará en grande.

Como se puede comprobar teniendo en cuenta los pasos ofrecidos en esta pequeña guía resulta bastante fácil organizar una fiesta infantil perfecta.