Inicio Principal Juicio en la Audiencia Provincial de León del hombre que estranguló a...

Juicio en la Audiencia Provincial de León del hombre que estranguló a su pareja

Un juicio con dos versiones. La supuesta víctima dice que tuvo un caso de violencia de género en la que su pareja la intentó asfixiar tras un ataque de celos; por su lado, el presunto autor de los hechos y acusado dice que era ella la agresiva y que él quería dejarla

leon-audiencia-provincial-leon-juzgan-juzgados-club-alterne-redada-delito

El juicio del acusado de intentar estrangular a su pareja por un ataque de celos se celebra hoy 22 de mayo en la Audiencia Provincial de León.

El hombre con las iniciales  N.R.J, residente en Ponferrada, fue acusado de asfixiar a su pareja hasta dejarla inconsciente en un presunto caso de violencia de género ocurrido hace dos años en el domicilio que ambos compartían, localizado en la avenida de la Plata de la capital berciana.

Según explicó la víctima tras una discusión entre ambos por un ataque de celos por parte del acusado, la estranguló hasta que ella perdió el conocimiento y él no la auxilió, sino que la colocó en una cama y cuando recuperó la consciencia escuchó como el le decía que terminaría lo que había empezado. Por suerte, la víctima logró librarse del hombre y huir de la vivienda.

La causa fue instruida por el Juzgado número cinco de Ponferrada y será ahora la Audiencia Provincial de León la que dicte sentencia en el juicio que se celebra hoy.

La fiscalía solicita nueve años de cárcel por un delito de intento de homicidio en grado de tentativa, diez años de prohibición de comunicarse con la víctima y el pago de 10.000 euros por las lesiones y las secuelas sufridas.

Versión de la víctima

Los hechos relatados cuentan que durante la discusión, el presunto autor de los hechos quiso tirarse por la ventana pero su pareja se lo impidió; entonces él que estaba en pleno ataque de ira, ya que durante la discusión había llegado a romper un palo de una fregona con sus propias manos, cogió unos cuchillos y comenzó a perseguir a la víctima por la casa amenzándole con cortarse a sí mismo las venas. El problema vino cuando parecía que al fin el hombre se había calmado, que le pidió acudir a la habitación para hablar, ella aceptó, momento que el utilizó a su favor para agarrarla del cuello intentando acabar con su vida. Tras recuperar el conocimiento y escapar del domicilio, pidió ayuda. Fue trasladada al Hospital del Bierzo, donde se confirmó que tenía lesiones por asfixia, hematomas, hemorragias y daños cervicales. Tuvo que estar hospitalizada tres días, y los daños tardaron en curar 90 días, además de las secuelas postraumáticas que le quedaron.

Versión del acusado

Por su parte, el acusado y presunto autor de los hechos, declara que fue ella quien mantuvo una postura agresiva, amenazándole con un arma blanca y que, a causa de una caída, se golpeó en la cabeza. También dice que ella era consumidora habitual de cannabis, y ese día, cuando él llegó al domicilio, la supuesta víctima, tenía síntomas de haber consumido grandes cantidades de estupefaciente, que empezaron a discutir, ella de manera agresiva pegándole y amenazándole con un cuchillo por toda la casa, en la habitación ella se agarró del cuello, tropezó y se cayó, por lo que perdió el conocimiento, entonces él cuando ella recupero la consciencia le dijo que fuesen a urgencias, pero ella se negó porque debía ir a trabajar. Al salir de casa le dio en el estómago y fue a pedir ayuda contando otra versión de los hechos, por ello pide la absolución.

Hoy se celebra el juicio en el que se aclarará cuál es la versión oficial de los hechos, y la sentencia que dictamine el juez para el caso.