Inicio Curiosidades Los equipos favoritos en las casas de apuestas

Los equipos favoritos en las casas de apuestas

Hoy en día, las casas de apuestas deportivas por Internet se han convertido en un notorio atractivo para buena parte de los internautas, ya que ven en este mundo una posibilidad de generar unos ingresos extra más allá de sus salarios o cobros mensuales.

Cómo apostar a los favoritos

Sin embargo, todavía existe un desconocimiento generalizado acerca de cómo funcionan esta clase de apuestas deportivas, las cuales le han comido buena parte del terreno al clásico juego de la quiniela. Con el propósito de revertir este contexto, en este post te explicamos cómo apostar, en qué mercados y a qué equipos.

Como toda actividad que implica un movimiento de dinero, entraña también un riesgo. De ahí que muchos usuarios comiencen jugando a lo más seguro, es decir, a los equipos favoritos. Esto aumenta considerablemente las posibilidades de ganar pero, claro está, la cuota baja ostensiblemente. Por tanto, una victoria del equipo favorito se paga más bajo que la del no favorito: obtendrías menos dinero.

No obstante, por suerte para ti casas de apuestas como openodds.com, entre otras, tratan de calcular al detalle las cuotas de estos partidos donde los favoritos quedan claramente marcados. ¿Y por qué llevan a cabo esta labor? Al tratarse de un juego con dinero de por medio, las leyes y normas deben estar muy claras desde inicio tanto para el jugador como para la casa de apuestas.

Por ello, y sabiendo que muchos usuarios apostarán en ese partido más que en otro igualado, se trata de establecer cuotas lo más equiparadas posibles, aunque siempre con una pequeña variable. Recuerda que las cuotas cambian con el paso de las horas, debido a los jugadores que intervienen, a las expectativas clasificatorias de los equipos o incluso a las condiciones climatológicas.

La clave está en la diversificación

La ventaja competitiva de estas casas de apuestas respecto a otros juegos tradicionales radica en que no solo se puede apostar al marcador o resultado exacto, sino que existen otras variables con las que puedes jugar y ganar dinero.

El número de goles de un equipo u otro, los saques de esquina o, incluso, un hándicap predeterminado establecido por acertar que el favorito gane con varios goles de ventaja, remontando o con la portería a cero son algunos ejemplos. En estas pujas debes apoyarte en la estadística para salir vencedor en tu apuesta.

Tanto si eres un apostante principiante como si juegas con asiduidad lo recomendable es que te informes sobre las distintas casas de apuestas operantes en la actualidad para ahondar en sus exigencias, comisiones… y así reflexionar sobre cuál es la que más te conviene.

En definitiva, el favoritismo en las casas de apuestas deportivas es un factor que puede jugar a tu favor como apostante, pero debes saber también que tus ganancias serán menores que en un partido sin claro favorito.

Digital de León