Inicio Principal Mata a su madre a cuchilladas e hiere a su padrastro

Mata a su madre a cuchilladas e hiere a su padrastro

En la madrugada del sábado al domingo, un joven de 25 años de edad, Iván R.C., mató a su madre con un cuchillo e hirió a su padrastro.

Los hechos se produjeron en su vivienda de la Calle Gavarda, en la pedanía valenciana de Benimamet.

El joven cogió un cuchillo de grandes dimensiones de la cocina y se dirigió al dormitorio de su madre. Allí se encontraba ella con su compañero sentimental. Iván asestó dos puñaladas a su madre, una de ellas en el pulmón, cayendo al suelo herida de muerte.

Seguidamente, el joven apuñaló por la espalda al novio de su madre e intentó degollarle. El hombre se taponó la herida, lo que, con toda probabilidad, le salvó la vida.

Tras el ataque, el agresor se autolesionó haciéndose varios cortes con el mismo cuchillo en el cuello. Posteriormente, subió al quinto piso del edificio con la intención de arrojarse al vacío.

El parricida avisó por teléfono a su hermano para confesarle lo que le había hecho a su madre y al novio de ésta.

Tras avisar a la Policía, se trasladaron con urgencia al lugar dos patrullas del retén del Molí de la Octava Unidad de la Policía Local de Valencia. Cuando llegaron se encontraron al parricida y a su hermano sentados en el suelo del patio del edificio.

“Me tenía que haber ido con ella” 

Cuando los agentes entraron en la vivienda se encontraron al padrastro sentado en el sofá del comedor taponándose la herida con un pañuelo y a la madre tendida en el suelo del dormitorio sobre un charco de sangre.

Hasta el lugar se desplazaron dos ambulancias del SAMU y otra de Soporte Vital Básico (SVB). El médico del SAMU certificó la muerte de la mujer y se trasladó al herido al Hospital de la Fe, donde fue intervenido con urgencia por las graves heridas que presentaba. El equipo médico había sido avisado previamente para que tuvieran preparado lo necesario para realizarle una trasfusión.

El agresor también fue trasladado al hospital para recibir atención médica. Su estado no reviste gravedad ya que las heridas no eran profundas.

El juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver que fue  trasladado al Instituto de Medicina Legal para practicarle la autopsia.

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional se ha hecho cargo de las investigaciones.

Según nos han informado los vecinos, “la madre discutía con frecuencia con el agresor”.