Inicio Principal Admitida a trámite la segunda demanda de los vecinos de Compostilla contra...

Admitida a trámite la segunda demanda de los vecinos de Compostilla contra la red de calor de Ponferrada

Los representantes vecinales consideran que “el proyecto se tramita sin licencia ambiental, sin diálogo ni transparencia”.

El Juzgado Contencioso-Administrativo número 2 de León admitió a trámite la segunda demanda presentada por los vecinos del barrio de Compostilla contra el Ayuntamiento de Ponferrada relativa a la central urbana de biomsa y la red de calor promovida por Somacyl en la capital berciana.

El tribunal leonés será el encargado de resolver sobre la licencia y el inicio de las obras de un proyecto que, a juicio de los denunciantes, “se está tramitando con prisas, sin transparencia, sin diálogo, a espaldas de la ciudad y con muchos agujeros negros que algún día tendrán que explicar ante los tribunales”, explicó la presidenta de la asociación de vecinos, Pilar Martín Coruña.

Al respecto, este segundo proceso judicial se suma al promovido por la ONG ecologista Bierzo Aire Limpio, que recurrió ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de León la autorización provisional “tramitada en un tiempo récord y a espaldas de los ciudadanos y de la oposición”, concedida por el Consistorio ponferradino.

En ese sentido, tanto la asociación de vecinos como los ecologistas esperan obtener una anulación judicial de los permisos de obras que “han soslayado el imprescindible trámite de información pública, privando del necesario conocimiento y transparencia pública y que se pretenden ejecutar sin permiso ni licencia ambiental y sin memoria ambiental, como una mera licencia de obras; obviando la indudable transcendencia ambiental de este proyecto”.

Campaña conjunta

Por otro lado, los vecinos del barrio de Compostilla anunciaron que llevarán a cabo una campaña de denuncias conjunta con los afectados de la localidad de Navatejera, agrupados en la asociación Afubiona León y que también protestan contra la central de biomasa proyectada por el Ayuntamiento de León para alimentar su propia red de calor.

“Estas instalaciones han generado un amplio rechazo social que ha llevado a que se presentaran más de tres mil denuncias y alegaciones de vecinos de Navatejera en contra de la instalación de una segunda central térmica”, explicaron los responsables de la asociación de vecinos de Compostilla. En esa línea, los representantes vecinales consideraron que “detrás de estos proyectos, hay un auténtico pelotazo y un aprovechamiento posiblemente ilícito de préstamos europeos”.