Inicio Curiosidades Don Juan Carlos I humilla a la reina Letizia

Don Juan Carlos I humilla a la reina Letizia

Juan Carlos y Letizia

En la casa real es bien sabido que la relación entre Juan Carlos I y Letizia no es demasiado estrecha. Es más, podemos decir que la relación es de todo menos cordial.

Juan Carlos I no soporta a Letizia y ella no puede ni verle, como lo demostraron en la reciente visita al hospital, tras la operación de rodilla a la que se tuvo que someter Juan Carlos I. Lo que sucede es que la actual Reina no olvida los desplantes que le hizo el emérito monarca en el pasado.

A continuación, vamos a recopilar algunas de las humillaciones de Juan Carlos I a Letizia y viceversa, ya que no siempre ha sido el rey emérito el que ha humillado en público a Doña Letizia. A veces ha sido ella la que ha realizado algún que otro desplante, y no sólo al rey, sino a toda la Casa Real.

“Letizia, no me gustas, pero haré de ti una reina”

Es una de las frases que pasarán a la historia. Esta frase fue la que pronunció el rey Juan Carlos I a Letizia cuando aún no era princesa, si no, simplemente, prometida de su hijo, Don Felipe de Borbón.

Como ya hemos comentado en pasadas ocasiones, el rey no estaba demasiado conforme con con la elección de su hijo, pero lo acepto. Se dice que desde ese momento, su relación fue a menos.

 

Pero no fue la única vez que Juan Carlos, por así decirlo, “humilló” a Letizia. Cuentan que delante de toda la familia, en una reunión con el hermano de la reina Sofía, el rey Constantino de Grecia, Letizia habló durante 20 minutos sobre la situación en Irak, dada su condición de periodista.

El rey emérito aprovechó para decirle:

“Letizia, ya sabemos que eres la más inteligente de la familia, pero por favor, deja hablar a los demás”.

Al parecer, Letizia, debido a su su condición, decidió no entrar al trapo, por lo que agachó la cabeza. ¿Hoy en día haría lo mismo? No estamos muy seguros.

Además, como hemos comentado anteriormente, el hecho de que Letizia fuera una mujer divorciada no gustaba en absoluto, y mucho menos todavía el oscuro pasado de la reina. Al principio, Juan Carlos I pensó que la relación entre los principies no iría a más, por lo que prefirió no entrometerse en la relación. Pero esto no fue así y Don Felipe pidió matrimonio a Letizia, algo que no sentó nada bien al Rey.

Lo que más molestó a Juan Carlos fueron los escándalos que se publicaron sobre la mujer de Felipe, apuntando que había abortado de forma voluntaria, y que era republicana, o como el decía, “Su pasado Oscuro”.

Pero es que no se encontraba nada cómodo con ella por dedicarse al periodismo, motivo por el que consideraba a Letizia “enemiga” de la Casa Real.

Y Letizia no se quedaba corta. Las formas en las que Don Juan Carlos se dirigía a ella le irritaban profundamente y se lo replicaba a Don Felipe. En muchas ocasiones, se le escuchaba a Don Juan Carlos referirse a Letizia como “la chacha de la casa” o ” el entretenimiento de Felipe”.

El Desplante de Doña Letizia a Juan Carlos

Sin embargo, con el actual cargo de reina de doña Letizia, ella también ha podido “devolverle” algunas de estas “humillaciones”; por ejemplo, en el aniversario del centenario de Don Juan, Letizia no dejó que su hija Leonor acudiera a misa, enfadando gravemente al rey emérito.