Inicio Principal CONFLICTO YIHADISTA

CONFLICTO YIHADISTA

El equipo de investigación que lidera Peter Neumann, director desde 2008 del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización, indaga sobre el germen del terrorismo a escala mundial.

 

Ha dirigido varios proyectos de investigación y ha escrito informes políticos sobre el extremismo online, los programas de desradicalización en las prisiones y el reclutamiento de terroristas en Europa.

La forma de proceder de los terroristas en internet y la estructura de sus células son su objeto de estudio para crear estrategias de prevención y desradicalización. Neumann parte de tres premisas: “Los terroristas no están locos, la radicalización es un proceso –no se hacen radicales de la noche a la mañana– y no existe una sola vía, no hay un perfil concreto”, explicó Neumann en el último congreso Falling Walls, celebrado en Berlín.

“Los terroristas no están locos, la radicalización es un proceso y no existe un perfil concreto para ellos”

Tras los ataques sufridos en ciudades como París, Bruselas, Niza y Berlín en los últimos años, una pregunta atormenta a la sociedad europea: ¿qué motiva a una persona que antes no era religiosa a planificar y cometer una masacre en nombre de Dios? Neumann afirma que es un tema muy complejo que no se puede achacar solo a la ideología.

“No hay duda de que entran en juego elementos ideológicos, pero es muy difícil motivar a una persona para que sacrifique su propia vida. En los grupos extremistas, la religión crea una sensación de estar en el centro de una ‘batalla cósmica’. Además, ofrece lo que ninguna otra ideología secular puede dar: la promesa de la salvación, de que la vida no acaba con la muerte. La religión no es el problema, pero contiene aspectos problemáticos que intervienen”, declara a Sinc el experto.

Para el investigador, encontrar respuestas requiere una mirada cercana a los antecedentes personales y a la mentalidad de los jóvenes yihadistas, pero también a su entorno socioeconómico y al de sus comunidades, que a menudo se encuentran en el corazón de las capitales occidentales.

“La escala actual de movilizaciones de combatientes extranjeros es la mayor desde la guerra civil española”

“Hace diez años, las soluciones que se proponían para estos ataques estaban relacionadas con los imanes islamistas y la teología. Hoy las personas que son reclutadas en Europa no lo hacen impresionadas por lo que dice un imán de sesenta años que les explica complejas teologías”, añade Neumann.

¿Qué factores influyen entonces para que jóvenes europeos elijan la yihad? El experto apunta que la escala de movilizaciones de combatientes extranjeros que se da en la actualidad es la mayor desde la guerra civil española.

“El conflicto de los últimos cinco años es el más mediático de la historia. Los combatientes comparten con nosotros sus opiniones, sus ideas, sus fotografías y sus vídeos”, recalca.

Cerca de 3.500 de los más de 5.000 europeos reclutados como combatientes extranjeros yihadistas en los últimos cinco años proceden de cuatro países, según sus estudios: Francia, Reino Unido, Alemania y Bélgica. “Estos individuos provienen del corazón de las sociedades europeas, probablemente nunca han visitado antes el país donde van a participar de una guerra que, en la mayoría de las ocasiones, ni siquiera entienden”, asegura el investigador.

“Sus seguidores no están motivados por la lucha, sino por la utopía que Daesh les transmite”

“Lo que hace a los yihadistas diferentes es que no solo luchan contra los no creyentes, sino que además están creando una nueva sociedad. Sus seguidores están motivados por la utopía que Daesh les transmite: hay un lugar, el del nuevo califato, donde tú serás un héroe”, explica Neumann.

El reclutamiento ha cambiado con el poder de internet para difundir materiales de propaganda. “Una década atrás, si ibas a Irak como combatiente extranjero, solo volvían a saber de ti cuando retornabas o si morías. Ahora, estas personas tienen contacto en tiempo real con sus amigos y muchos de los reclutas conocen a otros que ya han participado. Es una tecnología trasnacional perfecta para un movimiento global. Sus métodos son muy modernos”, enfatiza.

Las mujeres también están invitadas a construir ese nuevo mundo con un papel específico y activo: “Antes Al-Qaeda solo buscaba luchadores, pero Daesh capta mujeres lanzando el mensaje de que necesita enfermeras, profesoras y madres de una nueva generación. Ha creado un rol específico para que ellas se involucren”, concluye. //F.Sinc. www.mylink.es