Inicio León El PSOE pide a la Diputación que se sume a las marchas...

El PSOE pide a la Diputación que se sume a las marchas de las pensiones

El portavoz socialista, José Pellitero, presenta una moción para su debate el pleno con el fin de defender un sistema público que garantice los derechos de más de 140.000 pensionistas leoneses .

Pensionistas

El Grupo Socialista en la Diputación de León ha registrado una moción para pedir que la institución provincial apoye las marchas de las pensiones convocadas para finales de este mes y que concluirán con una gran concentración en Madrid el 9 de octubre.

El documento, presentado por el portavoz del PSOE, José Pellitero, reclama la adhesión a las reivindicaciones de los sindicatos UGT y CCOO en defensa de un “sistema público de pensiones que garantice el mantenimiento del contrato social, inherente a nuestro sistema de pensiones públicas”. La provincia de León cuenta con más de 140.000 pensionistas.

El documento registrado por el PSOE para su debate en el pleno de la Diputación de León argumenta que, “ante el incesante cuestionamiento al que se está sometiendo a nuestro sistema de Seguridad Social y por tanto, a la viabilidad de nuestro sistema de pensiones, las organizaciones sindicales UGT y CCOO, inician una campaña de apoyo y defensa de un sistema que ha sido y debe seguir siendo garante de cohesión y de protección social”.

La moción socialista incide en que, “de forma sutil pero constante”, se repiten argumentos que culpabilizan a la propia ciudadanía de la escasez de recursos. “La pretensión no es otra que terminemos creyendo que los responsables de una supuestamente inevitable inviabilidad del sistema de pensiones es de los personas, por ser muy mayores, por tener pocos hijos incluso. Por tener trabajos escasos y pocos remunerados”, señala.

Agrega que, desde el movimiento sindical, se denuncia que estas tesis están basadas en la voluntad de “mantener las equivocadas políticas de austeridad a ultranza, concurriendo con las que se fundamentan en presentar desde sectores con claros intereses mercantiles, presentando las pensiones públicas como inviables, al tiempo que se ofrecen como alternativas sistemas privados de pensiones, obviando que no son, en modo alguno, capaces de proteger mejor a la población pensionista”.

“Las cotizaciones a la Seguridad Social no son, como se repite para intentar denostarlas, un impuesto que pagan los empresarios y, en menor medida, los trabajadores. La cotización a la Seguridad Social es un salario diferido que se entrega al Estado para que sea el garante de nuestras prestaciones y para tener cubiertas las situaciones de enfermedad, fallecimiento y vejez”, se indica en el texto.