Inicio Política y economía El plan de UPL tras el Brexit

El plan de UPL tras el Brexit

La Unión del Pueblo Leonés (UPL) ha presentado esta mañana una moción para exigir al Ayuntamiento, a la Diputación y a la Junta de Castilla y León que ofrezcan la ciudad de León para el alojamiento de sedes institucionales europeas o empresas privadas que salgan del Reino Unido tras el Brexit.

Según la formación leonesista, el resultado del referéndum en Gran Bretaña que ha supuesto la aprobación de la salida del citado país de la Comunidad Europea, y sin perjuicio de los plazos para la efectiva y definitiva salida, supone que aquellas instituciones europeas que se encontraban radicadas en el Reino Unido deban instalar sus sedes en otras ubicaciones dentro del nuevo marco territorial de la UE.

Recuerda que se está barajando por la Comunidad Europea el traslado de las sedes de la Agencia Europea del Medicamento, la Autoridad Bancaria Europea, así como empresas como Vodafone y Easyjet, que se están planteando el cambio de sus sedes sociales fuera del Reino Unido.

“En este punto León debería de ser una de los lugares que deberían barajarse para el alojamiento, cuando menos, de las sedes institucionales europeas, así como ofrecer a las empresas antes citadas y otras que decidan también el cambio de su sede a León, como lugar para su instalación como sede central europea”, destaca UPL por medio de un comunicado.

Añade que León mantiene desde hace muchos años instalaciones farmacéuticas de importancia y es una de las principales ciudades españolas en el sector farmacéutico, y también que ha sido sede de una de las principales entidades financieras de España, actualmente desaparecida su sede de la ciudad de León.

“No podemos olvidar tampoco que León ocupa un lugar privilegiado no sólo por las actuales conexiones vía AVE, sino por la existencia de un aeropuerto internacional que permite las conexiones con el resto de Europa sin los problemas que plantean las grandes ciudades como Madrid y Barcelona”, agrega.

También destaca que las posibilidades de sedes que pueden albergar una importante cantidad de trabajadores como el edificio del Portillo de Caja España.

“Por todo ello, exigimos al alcalde de León, al presidente de Diputación y a la Junta de Castilla y León que de modo inmediato realicen las gestiones oportunas para que León sea una de las ciudades que el Gobierno de la nación ofrezca a la Comunidad Europea para ser sede de alguna de las instituciones europeas o de alguna de las empresas privadas que abandonarán el Reino Unido”, concluye.