Ayuda a paliar la mayor crisis de refugiados sirios de la historia

Las noticias recientes que nos llegan sobre los refugiados sirios  son preocupantes. 

La guerra en Siria no ha terminado de ninguna manera. Siguen muriendo inocentes. Miles de sirios huyen de su país para salvar su vida y la de su familia, huyendo del sufrimiento, la desesperación y la violencia que viven cada día.

No hay una sola persona que no esté padeciendo por esta guerra que parece no tener fin. Por ello, más de 5,6 millones de personas han huido de Siria desde  2011, buscando seguridad en Líbano, Turquía Jordania y otros países.

Además, millones de personas están desplazadas dentro de Siria y, a medida que la  guerra continua, la esperanza se desvanece rápidamente. La mayoría de ellos vive en áreas urbanas, con alrededor de 8% alojados en campamentos administrados por el Gobierno.

En Siria y los países vecinos, 13,1 millones de personas necesitan ayuda humanitaria  , incluidos 5,6 millones de niñas y niños, de los que 600.000 viven en zonas de difícil acceso dentro de Siria. Además, 2,5 millones de niños se encuentran refugiados en Líbano, Jordania, Irak, Turquía y Egipto.

La crisis en Siria no tiene precedentes en su complejidad, brutalidad y duración. Los casi 8 años de violencia, pobreza y desplazamiento están teniendo consecuencias devastadoras para millones de sirios. Gracias al trabajo de ACNUR, Alto Comisionado de las  Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR, en inglés UNHCR, United Nations High Commissioner for Refugees), en 2017  han conseguido llevar a más de 170.000 personas, que sufrían desnutrición aguda, comida, agua, medicamentos, han construido casi 600.000 mosquiteras para prevenir enfermedades como la malaria, han conseguido repartir más de 800.000 lámparas solares para evitar el riesgo de asaltos sexuales al caer la noche.

Pero no solo es, ACNUR trabaja arduamente para brindar ayuda, liderando un esfuerzo coordinado en toda la región. Junto con nuestros socios, las ONG y los gobiernos de los países de acogida, trabajan continuamente para salvar las vidas de las personas que necesitan ayuda. Sobre todo, este organismo de las Naciones Unidas se centra en atender las necesidades básicas de aquellas personas que han tenido que huir de sus casas a causa de la violencia o catástrofes naturales.

Comida, agua, refugio, salud y educación son las principales áreas de trabajo que trata de satisfacer con el envío de ayuda humanitaria, dando también soporte en temas de sanidad, educación y género. Debido a que se basan en el Derecho de Asilo establecido en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Sobre todo estos meses, puesto que se acerca el invierno y la subida del precio de los productos básicos hace que muchas familias sirias no puedan satisfacer sus necesidades, incluidas una vestimenta decente para sus hijos. Durante los meses de invierno uno de los principales objetivos de ACNUR es apoyar a a los refugiados sirios desplazados mediante la distribución de ropa de abrigo, comida y medicamentos.

El conflicto de Siria necesita una solución inmediata. Pero pese a todo la ayuda aportada por ACNUR, en algunas zonas de Siria se sigue denegando la entrega de ayuda humanitaria y en otras continúa siendo extremadamente difícil acceder debido a los constantes ataques, la escasa seguridad, la limitación de movimientos y la imposición de restricciones.

Por eso ACNUR cada vez necesita más ayuda para llevar la ayuda a los refugiados de Siria y para ello, no necesitas hacerte socio ya que tienes la opción de hacer una donación puntual para ayudar a la multitud de menores que tienen que huir de su país para sobrevivir.

Digital de León