Siete personas detenidas por cometer estafas de compra-venta en internet en León

La Guardia Civil y la Policía Nacional, en el marco de la denominada Operación “GOLMERA”,  han procedido a la detención de 7 personas por su integración en una organización criminal asentada en León y Valladolid dedicada a la comisión de estafas a través una plataforma de compra-venta en internet.

La investigación comenzó a principios de este año, cuando se recibieron numerosas denuncias en las que diversas víctimas relataban haber vendido a través de internet diferentes productos y no haber recibido el dinero de la venta.

La organización contactaba con personas que vendían productos de cualquier naturaleza a través de una conocida aplicación de compra venta de Internet, y una vez acordado el precio, el supuesto comprador explicaba que iba a realizar el pago utilizando una plataforma de pago segura.

Tras acordar el precio y condiciones de la compra, el vendedor (víctima) recibía mediante un correo electrónico un supuesto justificante de pago, acreditando que el comprador (estafador) había enviado a la cuenta de pago un importe equivalente al precio de venta del artículo, si bien este justificante era falso ya que el correo electrónico simulaba provenir de la plataforma de pago original cuando realmente lo que hacía el falso comprador era suplantar ese correo electrónico con una dirección correo inventada.

Después de recibir el correo con el supuesto justificante de pago y materializado el engaño el perjudicado remitía el producto puesto en venta utilizando una empresa de mensajería, consumándose la estafa.

Cuando el perjudicado se interesaba por el dinero que no recibía en su cuenta volvía a recibir otro correo electrónico en el que, haciéndose pasar otra vez por la aplicación de pago acordada, se le pedía que con motivo del bloqueo provisional que había sufrido su pago, tenía que realizar un nuevo pago mediante transferencia a una cuenta bancaria o mediante el envío de dinero a Nigeria.

Una vez que la víctima realizaba el pago bajo el pleno convencimiento de que así podía desbloquear el pago que estaba pendiente de recibir, se le volvía a exigir un segundo pago bajo cualquier otro pretexto aumentando el perjuicio económico causado.

Tras las investigaciones realizadas por los agentes, se supo que esta organización criminal se había servido de una serie de personas que recogían los productos, para proceder a su posterior reventa y realizar el envío de dinero obtenido a los cabecillas radicados en país africano.

Los investigadores comprobaron que detrás de la trama se encontraba una organización con numerosas ramificaciones, encontrándose dos importantes núcleos en las provincias de Valladolid y León. La célula localizada en Valladolid estaba formada por una familia que utilizaba dos domicilios en los que residían al objeto de recibir de manera masiva todas las compras obtenidas fraudulentamente.

Entre los meses de junio y noviembre se realizó una investigación conjunta que culminó con un dispositivo donde se procedió al registro simultáneo de tres domicilios, dos de ellos en Valladolid y uno en León.

Durante los registros se intervinieron numerosos productos así como abundante documentación relacionada con la comisión de las estafas y envíos de dinero a Nigeria.

Entre los efectos intervenidos se encuentran una “fusionadora” de fibra óptica valorada en más de  1.600 euros, un cojín de masajes valorado en 1.400 euros, una báscula de precisión, numerosa documentación relacionada con la contratación fraudulenta de líneas telefónicas a nombre de personas fallecidas y de terceras personas, 65 gramos de marihuana dosificada en bolsitas de 5 gramos y un equipo de plantación “indoor” de marihuana.

La investigación ha sido realizada por agentes de Guardia Civil de León y de la Policía Nacional de Valladolid.

La Autoridad Judicial ha decretado la libertad con cargos de los detenidos.