El Cementerio de León recibe hasta el 2 de noviembre cerca de 30.000 visitas

cementerio de León
Cementerio de León/ Serfulen

Duelo y recuerdo conviven en el cementerio, un espacio que revive todos los años en torno al 1 de noviembre, la festividad de Todos los Santos. Es una tradición arraigada en la cultura cristiana, visitar a los seres queridos y allegados en el campo anto y sobre todo recordarles, con o sin flores, porque si no hay olvido no se muere del todo. El camposanto se cubre entonces con un manto de flores de vistosos colores y es el momento de adecentar la sepultura, el panteón o el nicho.

Es una semana de mucho trajín en el Cementerio de León, que sólo del 26 de octubre al 2 de noviembre recibe más de 30.000 visitas, habida cuenta de que a lo largo del año suma cerca de 50.000. Es con mucho la semana que registra más afluencia. A lo largo del año otras fechas señaladas para visitar la necrópolis son Navidad, Semana Santa o el Día del Padre y la Madre, como señala Agustín Martínez, gerente de Serfunle (entidad que gestiona el Cementerio de León y en la que la Mancomunidad de Servicios Funerarios participa con el 51% y el Grupo Mémora con el 49% restante).

El actual Cementerio de León, en la Avenida San Froilán, data de 1932. Hoy es un camposanto con 55.000 inhumados y 21.600 unidades de enterramiento distribuidas en sepulturas, nichos, capillas,espacios individuales, nichos de restos y columbarios, que cuenta además con capilla para el culto, cuatro osarios y crematorio.

Como cualquier ciudad, está en constante cambio y es objeto de mejoras. Este año, 2019, se han realizado obras de asfaltado de viales y las de riego se ejecutarán al finalizar Todos los Santos. En previsión para 2020 está la culminación del Monumento a la Memoria Histórica, con una subvención de 50.000 euros de la Junta de Castilla y León, la construcción de un nuevo bloque con 200 nichos (también dobles y de medidas especiales) y un nuevo cuartel con 40 sepulturas. Asimismo, Agustín Martínez ha señalado que también está previsto un ‘incinerario común’ en el que se puedan esparcir las cenizas en lugar de depositarlas en un columbario. Aunque el Cementerio también dispone del ‘Bosque de las Almas’ en el que se pueden inhumar las cenizas de manera ecológica.

Vivo y cultural

La necrópolis de la capital está adherida a la Red de Cementerios Vivos. A lo largo del año realiza distintas actividades culturales con el fin de que el cementerio esté integrado en la vida de la ciudad. Entre ellas, las ‘Visitas Culturales’, recorridos guiados con teatralizaciones nocturnas para conocer la historia de León y su cementerio. En penumbra y con la luz de vela, el cementerio se ve de otra manera, se conoce a sus moradores ilustres, sus panteones; en definitiva, su historia. La tercera edición tuvo lugar en octubre y registró 740 participantes.

Y en junio, se celebra ‘Un día para el recuerdo’, una jornada que recuerda a todos los inhumados a lo largo del año anterior. En la última edición, el pasado mes de junio, participaron 200 personas. Es una actividad emotiva, con música, que contará con un ‘Muro para el recuerdo’. Ésta y las ‘Visitas Culturales’ son dos actividades que según el gerente de Serfunle cuentan con muy buena aceptación; actividades que se mantendrán en 2020 y a las que se sumarán el concurso fotográfico (previsto para septiembre) y una app que facilitará la visita al camposanto. Esta aplicación dirigirá al usuario hasta el enterramiento y además ofrecerá información sobre el Cementerio y su historia.