PSOE registra una batería de preguntas en Cortes sobre cierre de consultorios, quirófanos y falta de personal en León

Los procuradores socialistas por León han registrado este jueves en las Cortes una batería de preguntas sobre el cierre de consultorios que «están sufriendo muchos municipios» de la provincia, de nuevo durante los meses de verano, debido «a la falta de contratación de profesionales para suplir las bajas y las vacaciones de la plantilla».

También preguntan a la Junta sobre el cierre de camas y de quirófanos de los hospitales de León y El Bierzo, «lo que lejos de aliviar la situación de muchos pacientes que llevan meses esperando ser llamados, la agrava aún más», ha explicado el parlamentario autonómico leonés y coordinador del Grupo Socialista en materia de Sanidad, Diego Moreno.

El bloque de pregunta, firmado por el resto de los procuradores leoneses -Nuria Rubio, Javier Campos, Yolanda Sacristán, María Rodríguez y José Ignacio Ronda-, también reclama información al Ejecutivo autonómico sobre la existencia de planes de contingencia para reforzar los servicios sanitarios de las zonas de la provincia que reciben una mayor afluencia de visitantes durante la época estival.

Los procuradores socialistas de León han manifestado su «preocupación» por la situación de los servicios de atención primaria, en forma de preguntas a la Junta de Castilla y León, que han llevado al cierre de algunos consultorios y la interrupción de consultas tan sensibles como las de pediatría.

Según Diego Moreno, «tras el reparto de sillones, han quedado exhaustos y la consejera del ramo, Verónica Casado, ha decido retrasar las respuestas a septiembre, como si la salud de las personas de esta tierra pudiera esperar».

Los socialistas recuerdan que esta situación «es frecuente, mucho más en verano», cuando los profesionales sanitarios disfrutan de sus días de vacaciones y se muestran extrañados de que la Junta, después de 32 años, «no haya sido capaz de preverla y de poner en marcha medidas que eviten la suspensión de las consultas».

Asimismo, han preguntado por las listas de espera del sistema de salud pública y por los motivos que han llevado al cierre de camas en el hospital de León y de El Bierzo.

Según la procuradora socialista Nuria Rubio, «mientras el vicepresidente de la Junta se dedica a polemizar con sus socios de gobierno acerca de si son galgos o podencos, 56.896 pacientes leoneses, casi el 13% de la población de la provincia, espera para ser atendida por el sistema de salud de Catilla y León».

Los parlamentarios leoneses han asegurado que seguirán denunciando las graves deficiencias del sistema público de salud de Castilla y León puesto que, se han mostrados seguros de que la intención última del Gobierno PP-Cs «no es otra que la de degradarlo».