La bicicleta, el símbolo del empoderamiento femenino

La bicicleta este simple vehículo de dos ruedas supuso toda una revolución para la mujer moderna convirtiéndose en el  siglo XIX en todo un símbolo de libertad femenina.

En nuestro país las mujeres hemos usado las bicicletas desde entonces para hacer deporte, ir a trabajar, desplazarnos sin contaminar  o incluso para ganarnos la vida. Se podría decir, que para nosotras “las bicicletas ya no son sólo para el verano”.

Que una mujer pudiese dedicarse profesionalmente al ciclismo habría sido impensable hace tan sólo unos años. Aunque algunas ya lo hayan conseguido, y a base de mucho esfuerzo vayan abriendo camino, continúan encontrándose con los mismos problemas: brecha salarial, poco reconocimiento, menos competiciones y con premios de menor cuantía económica, escasa visibilidad …

Las mujeres ciclistas en León, ENEICAT

Mucha gente no lo sabe, seguramente por lo de la invisibilidad femenina , pero tenemos un equipo de ciclismo profesional femenino, compuesto por once chicas, que se están abriendo camino y más que camino carretera por las montañas de León.

Fie Osterby viene desde Dinamarca; la japonesa Mayuko Hagiwara que ha ganado una etapa en el Giro femenino y otra del Tour de Bretaña; Alessia Bulleri es campeona italiana de ciclocross; Lija Laizane es campeona de Letonia de mountain bike, ruta, y contrarreloj; Sandra Dos Santos es subcampeona de Portugal de contrarreloj;  y Bárbara Fasoi también es campeona de Grecia de mountain bike, ruta y contrarreloj. Ellas siete  junto a Andrea Fraile, Anna Pujol, Saioa Gil, Paula Sanmartín y Ziortza Isasi que ha sido bronce en el campeonato europeo de pista, forman el equipo ENEICAT.

En el día Internacional de la Mujer Trabajadora, es decir, de todas las mujeres con independencia de que estas se hayan  incorporado o no al mercado laboral, estas mujeres con su gran ejemplo se convierten en referentes para todas las mujeres del mundo. Han conseguido abrirse camino en el mundo ciclista, que sigue siendo un deporte mayoritariamente masculino. Hay muy pocas carreras para chicas, los premios son menores y  pocos los equipos profesionales femeninos. Pero afortunadamente las cosas están cambiando, gracias a ellas que con su esfuerzo van marcando la diferencia, derribando barreras y poniendo el listón muy alto para que otras puedan seguir sus pasos.

Este equipo profesional,con sede en Navatejera, ha nacido gracias al sueño de la ex-ciclista vasca Eneritz Iturriaga y de su marido, el leonés y también exciclista Humberto Gómez.

Actualmente se encuentran en el UCI Woman Tour y aspiran a situarse en el selecto grupo UCI World Tour, colocando  a León en el mapa del ciclismo mundial como lugar de referencia.

Para los que no entendemos deciclismo, es como si el SKY o el Movistar tuvieran su sede en León: Casi nada.

Viendo los logros de las chicas del  ENEICAT, podemos permitirnos echar la vista atrás y por un momento reflexionar sobre cuánto hemos avanzado pero por favor, que sea solo un momento antes de volver a ponernos manos a la obra:¡Queda tanto por hacer!Hay países en los que por ejemplo las mujeres no pueden montar en bicicleta y otros en los que ser mujer y poseer una bicicleta puede marcar la diferencia entre por ejemplo tener acceso a la educación, poder desplazarse y trabajar o simplemente poder disminuir la probabilidad de que alguien la ataque en el camino.