El nuevo reto viral de defecar en el agua se expande a más provincias y podría llegar a León

Piscinas

Los ‘challenge’ y retos virales, cada vez son más polémicos para buscar un único objetivo, más seguidores y me gustan en las redes sociales. El último reto viral sin sentido se ha instaurado en la Comunidad Valenciana, heces en el agua.

Varios operarios de piscinas de la zona han denunciado que se han visto obligados a cerrar las instalaciones en varias ocasiones por la presencia de heces en el agua.

Y es que, según ‘El Periódico Mediterráneo’, jóvenes de entre 12 y 16 años se han sumado a un reto que consiste en defecar en piscinas de Catarroja, Massanass y Tavernes. Una lista a la que se ha sumado Segorbe.

Los trabajadores de Segóbriga Park, que ha tenido que cerrar por la presencia de heces, aseguran que nunca «había pasado nada similar» y que «es una putada».

Este se trata de un desafío, ya que el agua sucia es un foco de bacterias y puede ser peligroso para la salud. Algo que intentan paliar con productos químicos y desinfectantes.

Además, el pasado fin de semana, el programa de «Viva la vida» de Telecinco recogía en un reportaje varios casos de «piscinas contaminadas con heces humanas», dejando abierta la posibilidad de que fuera a causa de una estafa, reto viral o a causa de una persona con un desorden mental.

Muchas piscinas ya han tomado medidas al respecto, instalando cámaras o medidas de seguridad para paliar este problema que no solo afecta a la propia empresa o institución que administre la piscina, si no a los propios usuarios.

El supuesto reto viral de las heces en el agua comienza en otras provincias

No solo en Valencia, en Murcia también se han vieron obligados a cerrar la piscina de Alguazas porque un grupo de personas se colaron en la piscina dos veces para hacer caca en el agua. Lo que conlleva a que el supuesto reto viral esta llegando poco a poco a más puntos de España. Además ahora que se está haciendo «famoso» podría llegar a inundar las redes sociales y unirse más gente al reto.

Finalmente, Tavernes Blanques, otro pueblo de Valencia, anunció a través de las redes sociales que, ahora en adelante, van a revisar todas las pertenencias de todo aquel que quiera entrar en la piscina municipal. Ya que no es que una persona haga del cuerpo en el agua, si no que traen sus heces de casa y las colocan en el agua.