Alas de libertad para las personas con discapacidad

Ayer el cielo se volvió un poco más solidario. La Base Aérea de la Virgen del Camino acogió la IV edición de la Jornada de Vuelo Adaptado. En ella participaron el CRE de San Andrés del Rabanedo, la Fundación Sillas Voladoras, la Fundación Cielos de León y la Asociación Moteros Solidarios.

En la actividad, los usuarios del CRE, Centro de Referencia Estatal para personas con alguna discapacidad, pudieron disfrutar de dos sensaciones, para ellos vetadas en su vida cotidiana, como son montar en avioneta, y este año, tuvieron la oportunidad además, de disfrutar de un paseo en moto por las instalaciones de la Base.

Tanto el Coronel Gutiérrez Sevilla como todo el personal de la Base Aérea, brindaron un magnífico apoyo logístico para que la jornada transcurriera de forma agradable.

Según su directora, Maite Gutiérrez, las personas que disfrutaron de la actividad, las cuales era su primera vez, les permitió sentir «una sensación de libertad» porque «saben que no tienen una silla de ruedas ni la necesitan para volar».

La presidenta de Sillas Voladoras, Elisabeth Heilmeyer, destacó las caras de felicidad de los usuarios del CRE lo que hace que jornadas así «hayan sido de verdad muy gratificantes y compensa cualquier esfuerzo que pueda suponer utilizarlo».

La propia Elisabeth, disfrutó este año de la novedad organizada por Moteros Solidarios cuyo presidente Ramón Carro y varios integrantes, dieron unas vueltas en moto a los usuarios del CRE mientras esperaban su turno de volar.

En el acto estaban presentes además, la Delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, y el Subdelegado del Gobierno en León Faustino Sánchez y la alcaldesa de San Andrés, Camino Cabañas.