Multan de 1.500 euros por grabar y publicar un vídeo de la Guardia Civil en un bar

La Agencia Española de Protección de Datos ha sancionado con 1.500 euros al autor de un vídeo en el que se difundía la imagen de unos agentes de la Guardia Civil en un bar.

Todo sucedió el 7 de mayo del año 2017 en Monforte de Lemos. Según se explica en la resolución del procedimiento sancionador, dos agentes de la Guardia Civil se detuvieron en torno a la una y media de la madrugada en el exterior de un establecimiento de hostelería de la plaza de España. Esa escena fue grabada por una persona que, a su vez, difundió las imágenes a través de Facebook. El vídeo estaba acompañado por un comentario despectivo.

«Así es como trabajan estos hijos de puta un sábado por la noche».

Lo que podría haberse quedado en un anécdota acabó yendo a más. Según explica la Agencia de Protección de Datos, tres días después de la grabación, el 3 de mayo, el agente fue alertado del vídeo que estaba circulando por Internet así que presentó una denuncia en la comandancia de la Guardia Civil de Monforte.

«En este caso hay un particular que captó la imagen de otra persona. No tenía su consentimiento. Además, acto seguido difundió ese vídeo en Facebook. Hay un tratamiento que vulnera la norma», explica Alicia Piña, abogada experta en la materia. El resultado: una infracción tipificada como grave con la consecuencia de una multa de 1.500 euros.