La Policía alerta del nuevo sistema de robos en viviendas

Los ladrones manejan muchas técnicas para asegurarse de que la vivienda que están a punto de asaltar es un buen objetivo. Y uno de los requisitos para calificarlo como tal es que sus moradores no estén en el interior. Para comprobar que la vivienda está vacía, a menudo emplean unos finos plásticos que introducen en la ranura de la puerta para marcarla.

La Policía Nacional alerta a los ciudadanos de qué hacer si se encuentran alguna de estas piezas de plástico ancladas en las puertas de sus casas. En un mensaje en Twitter, advierten de que dichas tiras podrían ser símbolo de que la puerta ha sido forzada.

Otro de los indicios que pueden indicar que una vivienda ha sido asaltada es encontrarse vaselina en la mirilla de la puerta. “Podría tratarse de un robo. No entres, no toques nada, ve a un lugar seguro y llama al 091. Acudirá una patrulla a comprobar lo ocurrido”, señalan.

La Policía aconseja que aquellos inquilinos que se vayan unos días de vacaciones tomen medidas de seguridad, como asegurarse de que ventanas y puertas están bien cerradas, y evitar dejar señales de que la casa se encuentra vacía, como dejar las persianas completamente bajadas.

La instalación de alarmas también es otro de los recursos para ahuyentar a los ladrones, aunque hay otros recursos más económicos, como programar la televisión o la radio para que funcione en diferentes horarios para simular que hay alguien en el interior del inmueble.