Fernando Blanco, padre de la pequeña Nadia, en libertad provisional

Fernando Blanco, el padre de la pequeña Nadia, que fue condenado a cinco años de prisión por estafa, ha salido este martes en libertad provisional. Blanco ha abandonado ayer al mediodía la prisión de Ponent (Lérida), tras haber permanecido en prisión la mitad de la condena que le fue impuesta por la Audiencia de Lérida,aún sin que la sentencia sea firme. A pesar de esta medida, no podrá salir del territorio español y deberá acudir a los juzgados los días 1 y 15 de cada mes.

Blanco ha salido de la prisión sin hacer declaraciones a los medios y a su abogado, David Peña Nofuentes, se le ha preguntado si su cliente iría a ver a su hija, a lo que ha afirmado que “por supuesto” y ha insistido en que el padre es inocente y “lleva 30 meses secuestrado”.

Los padres de Nadia fueron condenados por la Audiencia de Lleida por estafar más de 400.000 euros en donativos que recaudaron en campañas solidarias, simulando que se utilizarían para tratar a su hija de una enfermedad rara.

El fallo considera probado que la niña sufre tricotiodistrofia, enfermedad genética de las catalogadas como raras que provoca alteraciones cutáneas, oftalmológicas y trastorno del desarrollo y del lenguaje en un contexto de inteligencia límite, aunque sin riesgo vital inminente para la pequeña.