Fallece atrapado en su coche a causa de su movilidad reducida

Guardia Civil Tráfico
Guardia Civil.

Un hombre murió ayer tarde al no poder salir de su vehículo, que se encontraba completamente en llamas, en la localidad de Argüero, en el concejo de Villaviciosa. La víctima, un hombre de 84 años, de iniciales, A. N. Ll, y vecino del lugar, tenía movilidad reducida.

Sobre las 16:00 horas, la Guardia Civil, recibió una llamada alertando de que en el camino de El Toral, se encontraba un coche calcinado con una persona en su interior.

La patrulla que se desplazó al lugar, confirmó los hechos avisando a los agentes de Atestados de Tráfico de Ribadesella, una patrulla de Seguridad Ciudadana y al Juzgado de Guardia, que procedió al levantamiento del cadáver.

Debido al estado del vehículo, los agentes necesitaron recurrir al número de bastidor del coche para identificar al titular del mismo. Se reveló que A. N. Ll era residente de Villaverde (Villaviciosa).

Hipótesis del accidente

Según los testimonios recogidos por los agentes de la Guardia Civil a los testigos de la zona, el hombre, accedió a un aparcamiento de bar próximo y al dar marcha atrás, una de las ruedas habría subido a un jardinillo con bordillo y traviesas de madera, reventando en dicha acción. A pesar de ello el conductor decidió continuar circulando, recorriendo cerca de un kilómetro antes de acceder al camino hasta el final del mismo, donde se entra a una finca.

Según los indicios recogidos en el lugar del accidente, apuntan a que al llegar el coche al final del camino, una de las ruedas reventó quedando el vehículo atrapado, incendiándose posteriormente.

La condición de escasa movilidad por parte de la víctima, la cual utilizaba bastones para su desplazamiento, supuso que no pudiese salir del vehículo, falleciendo en su interior, al quedar atrapado por las llamas.

Agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Gijón investigan las causas que provocaron el incendio. Se baraja como hipótesis que una piedra pudiese golpear los bajos del coche perforando el depósito de gasolina, y como consecuencia de la fricción de las llantas, saltase alguna chispa, provocando las llamas.