Detienen a un joven marroquí por adoctrinamiento y difusión de propaganda yihadista

Detienen en Zaragoza a un ciudadano joven marroquí por adoctrinamiento y difusión de propaganda yihadista.

Agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción nº 2 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, detuvieron en la madrugada de hoy a un individuo.

El arrestado, un joven de 25 años, responde a las iniciales M.B. Es de nacionalidad marroquí, aunque es residente en España.

El joven mostraba su inclinación en redes sociales

La Guardia Civil detuvo al joven como presunto autor de los delitos de auto-radicalización y difusión de material propagandístico de contenido yihadista.

Según indican el joven es residente en España desde 2010. Sin embargo, su proceso de radicalización se remontaría, al menos, 5 años atrás. Tras permanecer en varios centros de acogida de menores y viviendas tuteladas, actualmente residía en Zaragoza donde, aparentemente, no mantenía contacto con círculos radicales.

Apoya al grupo terrorista DAESH

Gracias a la investigación, se pudo determinar que se dedicaba, de manera exhaustiva, a apoyar el «califato virtual» que DAESH quiere implementar tras la pérdida de sus bastiones en Siria e Iraq.

Además su inclinación, en redes sociales, a favor de grupos extremistas violentos es anterior, incluso, a la eclosión del grupo terrorista DAESH en Siria e Iraq. Especialmente relevante es que, sus perfiles en la red social Facebook ya mostraban su adhesión a grupos violentos vinculados con el conflicto Palestino- Israelí.

A su vez, sus escasos conocimientos religiosos le hacían vulnerable a la propaganda yihadista. La cual está relacionada frecuentemente con visiones románticas del conflicto y presentada, en ocasiones, con formato de videojuegos bélicos. Dichos juegos, era a los que dedicaba gran parte de su tiempo el detenido.

Difundía contenido yihadista

Parece ser que la monitorización de Internet desarrollada por los agentes de la Guardia Civil, facilitó la detección tras la aparición de DAESH en 2014; un cambio radical tanto en su posicionamiento como en su ‘modus operandi’. El apoyo de manera explícita a DAESH y a su líder Abu Bakr al Baghdadi vino acompañado de una completa securización de sus perfiles. Así como de una ampliación en el número de cuentas y redes sociales utilizadas.

El detenido accedía a las diversas plataformas online a través de PC. Y, además, para tener acceso a los contenidos yihadistas que después difundía, utilizaba aplicaciones específicas en dispositivos móviles, como es el caso de AMAQ NEWS.

Más recientemente, intensificó su acceso a foros yihadistas donde se distribuyen manuales para la confección de explosivos, uso de armas y comunicaciones, lo que incrementó su peligrosidad para la seguridad pública.

Del material y efectos incautados en los registros que se están realizando en su domicilio, -sobre todo de tipo informático- se espera obtener información relevante para determinar sus contactos con otras personas afines a DAESH en España. También la extensión de su red de vínculos con el aparato de difusión de propaganda de DAESH en el exterior.

El uso de la propaganda, a través de Internet y de plataformas para dispositivos móviles, por parte de los diferentes grupos terroristas, constituye una de sus principales fortalezas tanto para la difusión de su ideario radical, como para publicitar sus acciones y, muy especialmente, para la captación de nuevos adeptos.

La continua pérdida de territorio, con la consiguiente merma de sus capacidades logísticas, y financieros que el grupo terrorista DAESH viene sufriendo en el escenario sirio-iraquí, han hecho que su estrategia de difusión de propaganda y captación de nuevos adeptos a través de Internet y redes sociales suponga una de sus principales fortalezas.

Desde la elevación al nivel 4 de Alerta Antiterrorista el pasado 26 de junio de 2015, la Guardia Civil ha potenciado todas las investigaciones relacionadas con este tipo de estructuras de propaganda, captación y financiación, especialmente en el ámbito del ciberespacio y con especial importancia en aquellas conexiones entre residentes en España y otras personas encuadrados en grupos terroristas en el exterior.