Contratiempos y nuevas previsiones en el caso Julen

El pozo paralelo al que cayó Julen avanza muy lentamente

El pequeño Julen, de dos años, cayó a un pozo. Tanto familiares como vecinos de Totolán continúan esperando noticias de Julen mientras los equipos de rescate trabajan en el operativo.

El caso Julen

Los hechos tuvieron lugar el pasado domingo. Aproximadamente a las 14:00 horas el Centro de Emergencias del 112 recibió una llamada.

Según indicaban un menor, de dos años se había caído por un agujero en la zona del Dolmen del Cerro de la Corona (Málaga).

Parece ser que el 112 indica que la voz de alarma la dieron unos senderistas que escucharon los gritos del menor. Mientras que fuentes del rescate aseguran que fue la familia quien alertó a Emergencias.

Los padres del menor indicaron que estaban comiendo en la finca de unos familiares. Y, el menor de dos años llamado Julen jugaba con otro niño de la zona.

Por consiguiente, se activó un operativo de rescate formado por la Guardia Civil, los Bomberos, especialistas subacuáticos, Policía Local y Nacional y Emergencias Sanitarias (Sacyl).

En el interior del pozo hallaron una bolsa de chucherías y un pelo del pequeño durante las tareas de rescate.

Ocho técnicos de la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa se unieron ayer al operativo que trabaja en la construcción de un túnel lateral para intentar acceder al punto en el que se cree que se encuentra el pequeño Julen.

El equipo de rescate está centrado en la apertura de dos túneles, uno paralelo y otro en oblicuo. Las excavaciones se están realizando con una tuneladora, al orificio donde cayó el pequeño.

Contratiempos y nuevas previsiones

Cada vez se complica más el rescate del pequeño Julen quien lleva ocho días en el pozo, sin agua y sin comida.

Aunque las tareas de rescate son continuas para poder alcanzar el lugar donde se encuentra el menor, cada vez se complica más.

El pozo paralelo al que cayó Julen avanza muy lentamente. Desde primera hora de la mañana, solo se ha podido excavar un metro debido a las duras rocas con las que se ha topado. Aproximadamente han podido llegar a los 53 metros.

Tras terminar ese primer túnel, la segunda fase no empezará hasta que esté el túnel vertical listo y reforzado. Pero esta tarea conllevará entre 7 y 9 horas más. Sumado a otras muchas labores. Por consiguiente, es probable que hasta mañana no puedan localizar a Julen en el pozo al que cayó.

Especialmente relevante, es que serán los mineros de Asturias quienes bajen y caben el túnel horizontal que lleve hasta el menor. Para estos trabajos se ha fabricado una «jaula» de hierro que bajará a los mineros por el túnel paralelo.

Finalmente, mañana podremos conocer el estado en el que se encuentra Julen si se cumplen las previsiones expuestas.