Radares en cascada: la nueva forma de multar de la DGT

dgt

El nuevo método para detectar los excesos de velocidad se basa en la colocación de un cinemómetro móvil tras el radar fijo. De este modo, todo aquel que sobrepase el límite de velocidad de la vía en cuestión después de dicho radar, será ‘cazado’.

omo os comentábamos hace unos días, la costumbre de llegar a un radar, frenar y luego volver a acelerar una vez lo hayamos pasado tiene los días contados. Con una prueba piloto en las carreteras de Navarra, la Dirección General de Tráfico (DGT) dispone de un nuevo método para detectar y sancionar los excesos de velocidad.

Bautizado como radares en cascada, este método se basa en la colocación de un cinemómetro móvil algunos metros depués del radar fijo. Así, cuando el conductor haya pasado el radar y vuelva a acelerar, el cinemómetro móvil registrará el exceso de velocidad, ‘cazando’ al infractor.

Como mencionábamos anteriormente, se trata de una prueba piloto llevada a cabo por la Policía Foral de Navarra. Frente a las críticas de este sistema, el organismo ha asegurado que no se trata de una medida recaudatoria y que el objetivo no otro que reducir el número de accidentes. No obstante, los agentes avisan a los infractores que la próxima vez que pasen por un radar fijo se lo piensen dos veces antes de acelerar, pues podría haber un cinemómetro móvil unos metros más adelante. La mejor opción es siempre circular de acuerdo a los límites de velocidad.

Un sistema de radares que podría extenderse al resto de carreteras de España

La puesta en marcha de este sistema ha sido por petición propia del fiscal de Seguridad Vial de Navarra. Así, se envió una circular a los cuerpos de seguridad pertinentes indicando el funcionamiento y las medidas a llevar a cabo de los radares en cascada.

No se sabe aún si este método se mantendrá exclusivamente en Navarra o, por el contrario, la DGT lo extenderá por el resto de comunidades.