Las claves del juicio contra «El Chicle»

Jornada clave en el juicio por el crimen de Diana Quer. Se van a analizar las pruebas periciales, muy importantes para determinar si hubo agresión sexual. Siguiendo la línea que marcaron ayer los agentes que descubrieron el cuerpo de Diana Quer, hoy la entomóloga que ha declarado en el juicio contra El Chicle, ha dicho que las moscas halladas en la cabeza del cadáver terminaron su ciclo de desarrollo, es decir, que el cadáver o estuvo 20 días flotando o se hundió y con el tiempo volvió a la superficie. 

La entomóloga ha explicado que las pupas, especia de larvas de moscas, halladas en la cabeza de Diana Quer, solo colonizan cadáveres, no cuerpos vivos, y lo hace muy rápidamente aunque hay que tener en cuenta las circunstancias ambientales.

Las pupas halladas en el cadáver son similar a la de la mosca común. Y necesita aire. “Es una especie terrestre que estaba en el pelo. En algún momento el pelo estuvo fuera del agua para que la especie pueda desarrollarse”.

Según su explicación, en las muestras que ella analizó en laboratorio había pupas vacías y muertas. Eso implica, según la experta, que las moscas acabaron su ciclo de crecimiento. Bien porque el cadáver estuvo flotando entre 20 y 22 días seguidos. O bien porque el cuerpo de Diana Quer estuvo flotando –la especie hallada necesita oxígeno, es terrestres, no acuática, para sobrevivir- unos días, se hundió y en algún momento volvió a la superficie. En este caso el cadáver habría estado ocho días flotando y otros 14 días flotando en otro momento posterior.PUBLICIDAD

La brida, posible arma del crimen

En la sesión de ayer, los investigadores señalaron la brida con la que creen que El Chicle estranguló a la joven. El agente de criminalística describía ayer la brida con la que creen que José Enrique Abuín, El Chicle, estranguló a Diana Quer. Explicó que había pelos y también restos de piel.

Se mostraron otras bridas halladas en el pozo y las cintas que usadas para maniatarla. La defensa cuestiona la prueba de la agresión sexual porque el cuerpo no cabría con las piernas tan abiertas. Según la policía o se forzó el rigor mortis o no estaba muerta cuando se introdujo en el pozo.

El agente explicó que el acusado habría intentado lastrar a Diana hasta dos veces. Tuvo que buscar un segundo cable de red durísimo.

En la sesión de ayer se vio un cuchillo y los objetos que Diana llevaba en su bolso, hallados flotando en el pozo.

Hoy es el turno de los médicos forenses, clave para determinar si hubo agresión sexual. Se van a analizar las pruebas periciales.

Ayer El Chicle no miró ni una sola vez la pantalla, donde se van mostrando las pruebas en su contra.